MANIFIESTO DEL ENCUENTRO CIUDADANO DE CARACAS 

Los caraqueños ya no queremos un gobierno que estafó nuestra esperanza. La construcción del poder ciudadano logrará la fuerza para el auténtico cambio democrático. 
 Venezuela ha venido padeciendo de manera inclemente las medidas económicas que este gobierno ha aplicado con el mayor cinismo, y ha pagado durante quince años un alto precio por su incapacidad y corrupción. El Municipio Libertador no escapa a esta realidad. Es doloroso ver a nuestra gente haciendo interminables colas para acceder a productos básicos, el buen vivir se le traduce al ciudadano en la mayor humillación para conseguir hasta un rollo de papel sanitario. Y la cola más dolorosa de todas, la de la morgue, donde todos los fines de semana acuden madres, padres, esposas a reconocer la muerte en el rostro de sus seres queridos, y hasta los propios fallecidos hacen cola para poder entrar. Las promesas de justicia social que Maduro les hizo a los caraqueños han quedado arrinconadas entre la escasez y el aumento de los productos de primera necesidad, el colapso de los hospitales, la falta de medicamentos. Aunado a esto, el gobierno reprime de la manera más salvaje las protestas que con legítimo derecho hacen los ciudadanos, violentando abiertamente los derechos humanos más elementales. Nuestro municipio es el reflejo de esta gran estafa histórica a la nación. Aquí los principios de libertad, justicia, igualdad y solidaridad que contempla la Constitución son desconocidos flagrantemente por el gobierno.
 Este régimen ha demostrado ser incapaz para enfrentar la crisis, para unificar el país en torno a una política que nos lleve a superarla. Por eso los ciudadanos no le encontramos salida a los agudos problemas económicos y sociales bajo esta conducción política. Llegamos a un punto en el cual los ciudadanos que creemos que es posible salir de este estado de cosas demandamos un futuro basado en una democracia de las mayorías y de amplios sectores nacionales para impulsar una economía productiva. Es por ello que hombres y mujeres luchadores sociales, pertenecientes a organizaciones comunitarias, sindicales, gremiales, pequeños comerciantes, consejos comunales, dirigentes estudiantiles, parroquiales y políticos, asumimos las líneas políticas y organizativas del Congreso Ciudadano presentadas el 12 de agosto de este año en El Hatillo. Nuestra acción impulsará las luchas en la calle con la gente, en el barrio, en las parroquias, en las fábricas con los trabajadores. 
 El Congreso Ciudadano en el municipio Libertador florecerá con la presencia y participación de todos, para así promover la democracia en la práctica política del pueblo enarbolando un discurso en defensa de sus propios intereses. Llamamos a todos los sectores sociales y políticos que no han renunciado a la esperanza del cambio –incluidos en este llamado todos aquellos que depositaron su esperanza en lo que hoy se ha convertido en una estafa de “socialismo”– para retomar el camino de la lucha, levantando con nosotros un programa de transformaciones democráticas que rescate el protagonismo popular y abra vías a la construcción de una Venezuela verdaderamente soberana.
 Haremos nuestras las Asambleas de Ciudadanos como un instrumento para debatir el programa de reconstrucción del país, para comenzar a practicar la participación ciudadana, para organizarnos en la lucha, para preparar el Congreso Ciudadano que al calor del mismo pueblo caraqueño creará la fuerza unitaria necesaria para empezar a construir un futuro para todos.
 Comprometidos, con entusiasmo, vamos todos de parroquia en parroquia, hasta el último rincón de Caracas, a organizar las Asambleas de Ciudadanos. Empecemos a construir el poder ciudadano. 
 Este Encuentro de Ciudadanos caraqueños rumbo al Congreso Ciudadano une sus voces para exigir la libertad inmediata del dirigente político de Voluntad Popular Leopoldo López, del joven periodista militante de ABP Ronny Navarro, de Iván Simonovis y de todos los presos estudiantes y políticos que hoy injustamente se encuentran tras la redas de este régimen. Debemos mantener la lucha para lograr la libertad plena de todos; en especial la libertad plena de la dirigente estudiantil de la UCV y dirigente de Bandera Roja Sairam Rivas, que ayer en la noche sale del Sebin con medida cautelar sustitutiva de libertad mientras se realiza el juicio. 
Este ncuentro de ciudadanos caraqueños hace suya la esencia de la estrofa del Himno Nacional: “Gritemos con brío muera la opresión, compatriotas fieles la fuerza es la unión. Y si el despotismo levanta la voz, seguid el ejemplo que Caracas dio”. 
Caracas, 17 de septiembre de 2014

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here