Publicamos un reportaje del periodista Reyes Theis, del diario El Universal, de fecha 12/10/2012, en el cual se resume la carrera política del #Usurpador Nicolás Maduro. En dicha reseña podrán leer que Maduro no participó en el levantamiento del 4 de febrero de 1992, entre otros detalles, lo cual deja al descubierto su oportunismo político. A continuación el reportaje.
Maduro corona su vertiginosa carrera política
REYES THEIS | 12/10/12 (1:39 AM)
En horas de la mañana del 4 de febrero de 1992 Nicolás Maduros Moros, quien contaba con 30 años, prestaba servicio como conductor de un Metrobús que circulaba por Bellas Artes.
La unidad fue abordada por civiles insurrectos de la asonada que pretendían sacar del poder a la fuerza a Carlos Andrés Pérez y huían de la Disip.
Maduro reconoció a algunos de quienes subieron, relata un antiguo compañero de luchas, quien prefiere el anonimato.
“Le solicitaron que se uniera al golpe, pero él se negó, Alegó que los autores eran militares fascistas”, asegura la fuente consultada.
El actual canciller y recién designado vicepresidente Ejecutivo de la República, pertenecía en aquellos años a la Liga Socialista, partido que conocía de la conspiración para el golpe de Estado y que debatió intensamente si respaldaba la asonada o no.
Maduro integraba el grupo mayoritario que dentro de la Liga veía con desconfianza la intención de los militares. Además, era directivo del Sindicato de Trabajadores del Metro de Caracas.
Luego de aquellos hechos, Chávez y los militares comienzan a hacerse populares y a recibir visitas en el Cuartel San Carlos y en Yare de personas provenientes de todo el país, uno esos era Maduro. También figuraba Cilia Flores (hoy procuradora general), abogada quien se ofreció a defender a los insurrectos. Más tarde Maduro y Flores se harían pareja.
La fuente revela que en sus años de dirigente sindical y de la Liga Socialista, Maduro recibió formación política en Cuba y por sus antecedentes asegura que “es bien visto por el régimen de la Isla”.
Abstención o elección
El MBR200, embrión del Movimiento V República (MVR), había optado por la “abstención activa” después de 1992. Esto consistía en “organización, no a los partidos, no a las elecciones y sí a la propuesta alternativa de constituyente popular”.
Pero el año de los comicios presidenciales se aproximaba y se debatía en el seno del movimiento “revolucionario” si seguían con la abstención o se incorporaban a las reglas de juego postulando la candidatura de Hugo Chávez en 1998.
La fuente asegura que Maduro era de quienes impulsaban la abstención. En ese momento ya era directivo nacional del MBR200.
Aprobada la participación en los comicios, comienza la formación de la plataforma política para respaldar la opción presidencial de Chávez: el MVR.
“Maduro es un hombre trabajador, el se esforzó mucho en la creación de la estructura del partido: Es un hombre que cree en los aparatos”, relata su excompañero de partido.
El dirigente entonces quedó en la dirección nacional del MVR y se ganó la confianza de Hugo Chávez.
Su ardua labor dentro del partido y la fidelidad al líder lo llevan a ascender rápidamente: fue coordinador Nacional de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, jefe de fracción del MVR en el Congreso, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional Constituyente, pero su llegada a “las grandes ligas”, ocurre en 2005 cuando es designado presidente de la Asamblea Nacional.
Fue reelecto al frente del Parlamento en 2006, pero en agosto de ese año es llamado para otra gran responsabilidad: ser canciller de la República y se convierte en el segundo ministro de Exteriores con más tiempo en su cargo en toda la historia del país (seis años), solo superado por Pedro Itriago Chacín, quien estuvo por casi 15 años en el puesto (1921-1936), entre el Gobierno de Juan Vicente Gómez y el de Eleazar López Contreras.
En la Cancillería, Maduro se ha empeñado en tener un servicio exterior más comprometido con el chavismo. Por otra parte, con la enfermedad del Presidente, el nexo de amistad y confianza entre ambos se incrementó.
El recién designado Vicepresidente ha sido mencionado como uno de los candidatos a recibir el testigo del liderazgo revolucionario de las manos de Hugo Chávez Frías.
[email protected]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here