Este viernes el presidente Nicolás Maduro aseguró que la alta inflación que vive Venezuela es consecuencia del “sobrecalentamiento del consumo” – una explicación que para el economista José Guerra es “mentira”.
“Ayer el presidente Maduro dio una explicación de la inflación. Yo con todo el respeto le voy a decir a Nicolás Maduro que eso es mentira, eso no es verdad. Eso de que la inflación está reventada por el consumo no es verdad, es mentira, los Presidentes deben ser muy cuidadosos con las cosas que dicen… porque pierden credibilidad”, dijo en entrevista con Marianna Gómez por Globovisión.
“Él dijo hace días que le iba a quebrar el cuello a la inflación y la inflación está cada día más alta, que iba a bajar el dólar pararelo y no ha podido bajar le dólar paralelo y ahora esto que ha dicho es mentira, la inflación no se debe a que el conusmo está recalentado”.Como evidencia de que lo dicho por Maduro es mentira, economista presentó un gráfico con el aumento porcentual del consumo en los cuatro trimestres del año 2012 y el primer trimestre de 2013 con datos del Banco Central de Venezuela. En el gráfico se muestra una caída – no un aumento – del consumo desde el IV trimestre de 2012 al I trimestre de 2013 de 7,0 % a 3,1 %.
Aseguró Guerra que la inflación en mayo de 6,1 % demuestra “el fracaso monumental de la política económica”.
“Una inflación de 6,1% en mayo es una inflación exageradamente elevada. Para que la gente tenga una idea, en Colombia… la inflación en un año es 2,0 %, en Chile, 2,0 % en el año, en Perú, la inflación es 1,8 % en un año, nosotros tenemos 6,1 % en un solo mes”.
El economista recordó que “el efecto más pernicioso de la inflación está en el sector de los alimentos porque es donde más se golpea a la clases populares”.
Explicó que el sector más pobre de la población – clasificado como el estrato 1 en las cifras del Banco Central y que gana entre un y dos salarios mínimos- dedica casi el 50% de sus ingresos a la compra de alimentos. “Su ingreso se gasta en alimentación, alquiler, medicina y transporte”.
Por eso, concluyó, “Un 50% de inflación anualizada en alimentos, no lo resiste un trabajador”.
El economista precisó que la inflación es consecuencia de las políticas económicas de los gobiernos, sea Venezuela, China, Afganistán, Estados Unidos y Suiza.
Hablando del caso venezolano, Guerra explicó: “Si tú le pones a la economía 70% más de monedas y billetes, que es lo que ha hecho el Banco Central en los últimos tres años, 70% más de circulante en la econmia, claramente esto va a desembocar en un proceso, primero de inflación, segundo de escasez y tercero, de afectación del tipo de cambio que es lo que está asociado a la devaluación de bolívar”.
Recordó que la inflación “siempre se traduce en un deterioro del salario de los trabajadores, segundo, una merma en la capacidad de ahorro de las personas que tienen sus cuentas en los bancos porque la inflación erosiona ese patrimonio, y liquida las pensioens y las jubilaciones de las pesonas que no están trabajando porque esas pensiones y jubilaciones generalmente no se ajustan con la inflación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here