Los educadores exigimos un ajuste salarial que permita enfrentar el salvaje alto costo de la vida producto de la inflación y la devaluación oficial.

Así mismo sea discutida y aprobada en términos inmediatos la VI Convención Colectiva Unificada con 6 federaciones sindicales y donde están plasmadas las aspiraciones mínimas del magisterio adscrito al Ministerio de Educación, beneficios extensivos a los educadores estadales y municipales.

El ajuste salarial al cual se aspira no puede ser inferior al decretado por el presidente de la república para los obreros, técnicos, empleados y profesionales de la Administración Pública el cual ya es bajo y precario.

Igualmente se exige la propuesta contractual unificada, que responda los intereses de los maestros que se destaque un ajuste sustancial en todas las primas y bonos tanto para los activos como para los pensionados por jubilación y discapacidad y que actualmente son montos simbólicos y risibles.

Planteamos el Cesta Ticket para los pensionados por jubilación y discapacidad, bajar la jubilación a los 23 años de servicio y 20 para los docentes con historial de enfermedad.

Así, mismo que se haga justicia con los miles de educadores sin vivienda propia y sean reservadas dentro del Plan Nacional de Vivienda del gobierno nacional, ya que el Ipasme se quedó corto y no resuelve esta necesidad(de allí la obligación de aumentar el monto de los créditos para adquisición de viviendas).

Llamamos a los educadores a conocer el contenido del Contrato Colectivo Unificado y a discutirlo democráticamente en asambleas y foros para exigir sea cumplido lo allí propuesto y a no aceptar migaja alguna ya que nuestra profesión es importante y de elevada misión como lo dice la Constitución Nacional en su artículo 104 y como tal debe ser reivindicada socialmente como requisito indispensable para la elevación de la calidad de la educación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here