AbdelHafiz Ghoga, nuevo portavoz del Consejo Nacional de Libia (CNL) ha declarado que esta organización, que pretende ser un embrión de gobierno transitorio y que integrará a representantes de todas las ciudades “liberadas” del país, se opone a cualquier intervención extranjera incluso si es para ayudar a la revolución
“Estamos totalmente en contra de cualquier intervención militar de cualquier país que sea. El resto del territorio libio será liberado por el pueblo de Libia”, dijo el abogado, conocido en Bengazi por su actividad a favor de los derechos humanos y que ahora se convierte en el nuevo rostro de las autoridades provisionales de las áreas leales a la revuelta popular.
“El CNL no tiene todavía un líder definido. Está constituido por representantes del oeste y del este. En una respuesta a la afirmación de Gadafi, que dijo que tras él vendría el caso y hemos demostrado que en 10 días hemos podido hacer retornar la normalidad a las ciudades liberadas. Creemos que la revolución vencerá en los próximos días”, añadió…
Cuando los periodistas le inquirieron si las fuerzas militares de Bengasi preparan un avance sobre Trípoli, la capital que todavía permanece en poder del autócrata, Ghoga respondió: “hay muchos voluntarios que se están presentado para ir a defender Trípoli y tenemos plena confianza en las fuerzas militares, que han estado desde el primer día la lado de la revolución. No creo, y esta es una opinión personal, que se pueda negociar con alguien que está matando a gente en la calle y que ha cometido repetidas violaciones de los derechos humanos”.
Aunque la composición exacta de este organismo y sus atribuciones permanecen sumidas en la confusión, Ghoga aseguró que “está fuera de cuestión la división de Libia entre norte, sur, este y oeste, o siguiendo bases tribales. El CNL está situado (de momento) en Bengasi porque es una población liberada”.

La oposición libia se ha asegurado el control del tercio oriental de Libia, incluida Bengasi, la segunda ciudad más importante del país, aunque también controla otras localidades más próximas a Trípoli, donde tiene su feudo Gadafi. “Una vez que los consejos locales hayan conseguido establecer la seguridad en las distintas ciudades liberadas, el Consejo Nacional tendrá una labor política y se encargará de dirigir el proceso de transición”, agregó el portavoz revolucionario. Los rebeldes también se han hecho con el control de la ciudad de Zauiya, a 50 kilómetros al oeste de la capital, Trípoli. Su bandera ya ondea en un edificio en el centro de la ciudad, alrededor del cual se han congregado cientos de personas coreando “ésta es nuestra revolución”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here