Esas sanciones del gobierno de EEUU a funcionarios del régimen no podemos desligarlas de los permisos otorgados por Guyana a varias trasnacionales petroleras de USA como la Chevron y la Exxon para explotar petróleo en el territorio en reclamación de la Guayana Esequiva. Son dos acciones en paralelo y ello confirma que este régimen convirtió a Venezuela en una zona en disputa de los grandes imperialismos y sus trasnacionales por sus grandes riquezas de hidrocarburos, oro, diamantes y minerales estratégicos como el uranio y el coltan.

Pese a que esas sanciones a personas, mas no al gobierno, son algo insignificante por cuanto no afecta intereses comerciales y económicos, que al final es lo que cuenta, buscan enviar un mensaje claro a las Fuerzas Armadas y al Poder Judicial; un efecto inhibidor, pues. Son muchos los generales venezolanos que tienen cuentas, negocios e intereses en USA y parece obvio el mensaje. Y por otro lado, tocan a una funcionaria del Ministerio Público para decirle al poder judicial venezolano, algo así como: “no se metan con nuestros intereses mercantiles y activos en Venezuela”. La diplomacia de EEUU es muy pragmática y nunca tomará alguna medida política o diplomática desligada de sus intereses económicos.
Ahora bien, esta situación a lo interno del oficialismo, le viene como anillo al dedo al régimen de Maduro. La grave crisis económica y general que tiene este gobierno, con estos incidentes, van a desviar su atención hacia una supuesta agresión de la planta insolente del imperio contra la patria de Bolívar y de Chávez. Se arroparán con la bandera de Venezuela y aquel que ose simpatizar con las medidas sancionatorias gringas, será acusado de vendepatria, apátrida, traidor, proyanqui, etc.
Sin embargo, el antimperialismo de la dirigencia de este gobierno es puro discurso manipulador y de mentira, pues negocian a diario con esos imperios como presumiblemente lo están haciendo según informaciones de diversas fuentes en estos momentos con dos bancos de inversión de Wall Street al negociar un préstamo de 1.500 millones de $ a cambio de 1,4 millones de onzas de oro de nuestras reservas internacionales, según acaba de revelar Consultores 21, información que surge desde las propias entrañas de los ministerios de finanza y el BCV.
En resumen, por mampuesto EEUU le está haciendo un gran favor a Maduro que lo aprovechará para desviar la atención de la grave crisis de su gobierno y también servirá para profundizar la ofensiva política contra la oposición venezolana. Puede suceder que esto termine por apuntalar, oxigenar y equilibrar al gobierno de cara a la crisis y a las próximas elecciones parlamentarias, que incluso pudieran ganarlas.
Mi opinión es que solo los venezolanos debemos resolver nuestros problemas sin injerencias extranjeras, vengan de donde vengan.
La soberanía de Venezuela la puso en disputa este gobierno y hoy somos más dependientes que nunca de los intereses de las trasnacionales imperialistas que operan en el pais,.entiéndase imperios, los de USA, China, Rusia, Brasil, Alemania, por citar los que tienen más intereses en Venezuela.
Por eso un nuevo gobierno en este país debe plantearse seriamente una #ReconstrucciónNacional que busque la reconquista de nuestra soberanía nacional y el verdadero amor a la patria.
Prof. Pedro García.
@PedroPipoGarcia 
Miembro del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here