Las declaraciones dadas el día de hoy por la señora ministra de la “salud”, desconociendo a los huelguistas de hambre del gremio de enfermeras de Venezuela, son muy graves e infelices porque violan el sagrado derecho humano y constitucional a la protesta. Sus afirmaciones expresan el desprecio, desconocimiento y descalificación hacia las justas y humanas peticiones de estas enfermeras y enfermeros venezolanos que no son otras que salarios dignos y reconocimiento de la antigüedad en el escalafón salarial.

De aceptarse estos “nuevos requisitos y criterios” de la ministra, se estaría aceptando que es el patrono-estado quien debe calificar quién o cuáles son las organizaciones sindicales que deben discutir los Contratos Colectivos y reivindicaciones de los trabajadores.

Además, un gobierno que se llame “humanista” debería atender y dar respuesta a cualquier ser humano que realice una “singular” protesta, de lo contrario los está segregando, estigmatizando, dividiendo y descalificando, como en efecto está sucediendo con estas inhumanas e infelices declaraciones de la señora ministra Sader.

Todos los venezolanos, todas las organizaciones sindicales, políticas, ONG, sociedad civil etc, debemos pronunciarnos urgentemente y tomar cartas en el asunto en contra de esta política segregacionista e inhumana que pretende hacerse ley en Venezuela.

¡APOYAR LOS JUSTOS RECLAMOS DE LAS ENFERMERAS EN HUELGA DE HAMBRE, ES APOYAR LOS DERECHOS HUMANOS!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here