Desde hace tiempo los venezolanos hemos visto como la intolerancia ha estado dominando la política. Dicha actitud es propia de gente que no posee argumentos para convencer a los demás de que sus opiniones son las correctas. Así vemos como desde el oficialismo, ante el avance de la verdad dicha por sectores democráticos, revolucionarios y progresistas, se miente y agrede a quienes piensan distinto. Estas agresiones han sido muy frecuentes en las universidades y en los distintos escenarios de las luchas sociales, sindicales y gremiales, y han tenido consecuencias lamentables, pero también se han encontrado con conductas firmes y valientes.

Imitando este comportamiento de pandillas, un pequeñísimo grupo que pretende de manera espúrea apoderarse de la dirección del partido Bandera Roja, agredió al camarada René Cedillo, miembro del Comité Político Regional “Tito González Heredia”. La agresión fue al estilo oficialista: en gavilla y con cobardía. Esta acción, acaecida el 13 de julio e iniciada por Dick Guanique, solo refleja el proceder despreciable de aquellos que actúan al margen de nuestras filas y que desde hace tiempo vienen demostrando su descomposición ética y política y que están bastantes alejados de prácticas revolucionarias.

Creen que con estas agresiones amedrentarán a la militancia de Bandera Roja. Creen, como lo cree el oficialismo, que Bandera Roja es amedrentable.

Les decimos a quienes hoy intentan destruir a Bandera Roja que no lograrán sus objetivos. Seguiremos firmes en el fortalecimiento político e ideológico de Bandera Roja, diciendo verdades y asumiendo una conducta identificada con los principios y proceder de una organización comunista, que representa los intereses más genuinos del pueblo venezolano y del internacionalismo proletario. Enfrentando desviaciones y conductas que al igual que el oficialismo, se disfrazan de revolucionarias para confundir al pueblo.

Comité Político Regional “Tito González Heredia”.
Unión de Jóvenes Revolucionarios de Caracas.
Organismos de Base de militancia de Caracas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here