De acuerdo con la Ley de Participación Electoral vigente, hecha a la medida del régimen de Hugo Chávez Frías (HCF), en donde la minoría más grande se lleva todo, se hizo necesario unificar esfuerzos entre todos los partidos políticos y organizaciones civiles en torno a lo que se denominó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), para así llevar una propuesta de candidatos de oposición al país, como alternativa frente al régimen totalitario que controla la Asamblea y la tiene hoy al servicio de los intereses individuales de HCF.

Resulta que entre las minorías opositoras la cayapa de Acción Democrática (AD), Un nuevo Tiempo (UNT) y Primero Justicia (PJ), impusieron un reparto de candidaturas, avalados por otros partidos de esta minoría opositora a cambio de un plato de lentejas, sin respeto alguno por la democracia, por las demandas del país y sin valorar el sentido de la Unidad, más allá del fetichismo del mismo, cuya palabra invocan como chantaje para justificar su imposición arbitraria al resto de las organizaciones políticas y civiles. Volvieron a imponerse en la MUD, las viejas prácticas de la llamada Cuarta República, hoy continuadas también en este régimen de la llamada V República.

Dadas estas prácticas arbitrarias y su chantaje fetichista de la Unidad sin respeto alguno por el elector, gracias al manejo mafioso del accionar político, estos partidos políticos adelantan la ruptura de la unidad como alternativa de cambio frente al régimen de HCF, pues pareciera que para AD, UNT y PJ, lo que importa es imponer una mayoría dentro de las minorías opositoras en la Asamblea Nacional, toda vez que surta efecto el chantaje de la unidad como mecanismo para que los demás se plieguen a sus designios prepotentes y arbitrarios. Pero olvidan que elector venezolano está altamente politizado y este tipo de prácticas las rechaza, por lo que el voto opositor no es irracional ni automático, como suponen estos señores.
Esta práctica se pudo evidenciar en la MUD de Vargas, al igual que en el resto del país, en la MUD – Nacional, por lo que Bandera Roja (BR) no avaló en ningún momento la configuración de candidaturas impuestas por este trío de arbitrarios, ni acepta ser cómplice de estas prácticas fascistoides a cambio de una migaja o un arenque, como parece que están actuando muchas de las organizaciones que guardan un silencio cómplice en la MUD, para conseguir algún mendrugo para su supervivencia, que en definitiva, no terminan sino haciéndole un gran favor al régimen de HCF, pero se convierten en otra estafa más al pueblo varguense y venezolano en general y truncan toda posibilidad de ofrecer una alternativa, tanto a los que una vez creyeron en HCF, como al resto de los opositores.

En este sentido, BR hace votos porque este tipo de acciones bastardas de la política se erradiquen y corrijan, por la vía de opciones alternativas frente a estas mafias políticas, tanto opositoras como del régimen de HCF. Por otra parte, desde BR seguimos apostando a opciones electorales basadas en el respeto al otro, en la pluralidad de pensamiento (real y sin hipocresía, que respete a los que creemos en el socialismo), que se preocupe por presentar las mejores mujeres y los hombres, que sepan el sentido del ser parlamentario, como ‘tribuno’ que sirva de contralor al Ejecutivo Nacional, apoye los presupuestos del Estado al que representa, apoye una Ley Especial de Zona Franca y Libre de Impuestos, tanto comercial como turística, científico y tecnológica, como incentivo para el desarrollo del Estado, que legisle y vigile las acciones que garanticen la seguridad frente al delito y los crímenes, que haga efectiva la Ley de Seguridad Social y sea garante de las contrataciones colectivas de todos los trabajadores que desde hace diez años no discuten contrato colectivo laboral con el Estado. En BR sí creemos que la derecha y la izquierda juntas, sobre bases de respeto y democracia, pueden contribuir en sacar al país de la miseria a la que nos llevaron los errores de la democracia representativa y el régimen de HCF, como expresión del peor producto de la llamada IV República y la estafa al pueblo que ambos han representado.

Finalmente, BR sigue aportando y apostando a la Unidad entre todos los venezolanos para derrotar este régimen totalitario de HCF, pero a cuenta de ello o de una curul parlamentaria, no hipoteca principios ni se compromete en ninguna estafa contra el pueblo venezolano. Lamentamos el agotamiento y la liquidación de la MUD, por parte de los vivos criollos, que pretenden reeditar errores sin respeto alguno por el elector y la democracia. Pero en BR no aceptamos otra estafa, después de la de HCF, así se llamen opositores. Invitamos a los jóvenes trabajadores, obreros, estudiantes, mujeres trabajadoras, amas de casa, profesionales y todas las personas de buena voluntad a seguir trabajando para presentar una alternativa unitaria en las próximas lecciones parlamentarias, sin pretender chantajear al elector venezolano, sea de derecha o de izquierda.

Prof. Luis Pino
Secretario General de Bandera Roja – Vargas
Miembro del Comité Central de BR
0414-3103288
[email protected]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here