Profersora Karina Molina
Coordinadora del MESR Caracas
El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, tal como lo expresó ayer, rechaza nuevamente y de manera contundente las agresiones de carácter fascista de las cuales fueron víctimas los maestros distritales, que ejercieron  derecho a la protesta, tal y como lo estipula la constitución, de manera pacífica. Queremos hacer del conocimiento de todo el magisterio venezolano, en especial de los maestros dependientes del Gobierno del Distrito Capital, como se dieron los hechos de esta brutal agresión. 






LOS HECHOS
La razón de la protesta fue en respuesta a la negativa del Jefe de Gobierno del Distrito Capital, Daniel Aponte, de atender a la organizaciones sindicales y a los docentes, que lo han exhortado en varias oportunidades a cumplir con la contratación colectiva, en virtud del incumplimiento de la cláusula Nº 6, que establece que todos los beneficios contractuales que reciban los maestros nacionales deben ser homologados a los trabajadores de la enseñanza al servicio del gobierno del Distrito Capital, en vista de que recientemente se aprobaron beneficios en la Contratación Colectiva Única y Unitaria de los trabajadores de la enseñanza dependientes del MPPE. 
Para nuestra sorpresa nos conseguirnos con que se había nombrado un nuevo Sub Secretario de Educación, de tan solo con 25 años de edad, quien nos recibió en las afueras del edificio diciéndonos que “atendería los reclamos en una mesa de trabajo solamente a 6 personas”, cosa que nos pareció insólita de parte de un representante del gobierno que pregona de manera la participación de todos los trabajadores y supuestamente respeta y genera la participación de las mayorías. En vista de esto, algunos representantes sindicales subieron a la mesa en la que se iba a desarrollar la reunión dentro del recinto de GDC, por lo que el resto de los maestros nos vimos obligados a esperar afuera. Al cabo de un rato, nos percatamos que alrededor nuestro se venían apostando un conjunto de personas que nos gritaban cosas  como: “los maestros no necesitan aumento salarial, ya que con este gobierno han sido uno de los profesionales mejores pagados”, frases plagadas con improperios y un lenguaje soez, como acostumbran estas personas pagadas por este régimen y que suelen  golpear, maltratar y agredir a la gente que disienta y reclame sus legítimos derechos. No contentos con los insultos, estas personas colocaron música en alto volumen para evitar que hubiera comunicación entre los docentes y pudieran actuar con más facilidad los grupos violentos, como efectivamente lo hicieron. Varios maestros fueron golpeados, arrastrados, amenazados, frente a la mirada indolente de los la GN y la PNB.  Fue una situación de angustia, rabia, indignación e impotencia que vivimos los docentes distritales. Los colegas de los sindicatos que estaban sentados en la mesa de trabajo con el representante del gobierno se  levantaron de la reunión, pues ya no había nada que discutir cuando afuera estábamos siendo vilipendiados y agredidos por un grupo de asalariados fascistas, que más temprano habían salido del mismo edificio en el cual se había convenido la mesa de trabajo para discutir las exigencias laborales incumplidas por el patrón. En varias oportunidades los grupos violentos volvieron y arremetieron con tubos, golpes amenazas de muerte a todos los maestros que esperábamos los resultados de la reunión entre los representantes sindicales y el Sub Secretario de Educación del Gobierno del Distrito Capital. Varias veces intentamos a reunificarnos frente al edificio gubernamental, pero la violencia fascista se impuso ante la mirada complaciente de la GN y la PNB, y no nos quedó más remedio que volver a correr y a dispersarnos.
NUESTRA POSICIÓN
Por lo antes descrito, desde el Movimiento de Educadores “Simón Rodríguez” consideramos, ahora más que nunca, la necesidad de seguir organizándonos en torno a la lucha por nuestras reivindicaciones, realizando asambleas en todas las escuelas, con los maestros, con los padres y representantes, para que las personas sepan lo que sucede en el magisterio, y sobre la base de ello, hacer acciones de protestas, que en todo caso pueden y deben contar con la participación de todos los trabajadores de la educación dependientes del Gobierno del Distrito Capital, ya que no solo los maestros tenemos sueldos de hambre que no alcanzan ni para comprar la canasta alimentaria y mucho menos para la canasta básica.  Por eso los maestros no solo debemos organizarnos para la lucha por esta y otras reivindicaciones, sino para debemos contribuir con la salida constitucional de este gobierno, que ha dilapidado los dineros de los venezolanos, ocasionando una de las crisis más profundas y generalizadas de la historia venezolana, que ha despilfarrando parte del erario público en, por ejemplo pagar la deuda externa en detrimento de los intereses nacionales y populares. También ha utilizado recursos públicos para mantener a muchos grupos fascistas que tienen por encargo agredir, maltratar y hasta matar impunemente a quienes disentimos, rechazamos y repudiamos este estado de cosas. En vez de invertirlo en educación, en salud, en reactivar el destruido aparato productivo, el gobierno usa el dinero de nuestros impuestos, el dinero que ingresa por venta del petróleo y otras materias primas lo utiliza para mantenerse en el poder, postrándose ante intereses extranjeros en detrimento de los derechos de los trabajadores en generla y en particular los docentes. 
A pesar de las agresiones y las amenazas en el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, y estamos seguros que en el magisterio nacional y distrital, seguiremos luchando porque los educadores y educandos tengamos condiciones óptimas en el desarrollo de una educación verdaderamente científica, democrática y de calidad, cosa que necesariamente necesitamos para reconstruir este país.  
¡Que la crisis no la paguen los maestros!
¡La pasividad no calmara tu hambre!
¡A luchar!

karina Molina
Coordinadora del MESR 
Caracas
@KarinaMolinaP

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here