Para la Rectora Cecilia García Arocha

Hola profesora. Primero, gracias por hablar con mi familia y darle algo de tranquilidad. No es fácil para ellos, ni para la cantidad de padres que se encuentran en esta situación, ver a sus hijos detenidos injustamente.
Es importante que se entienda el momento histórico que estamos viviendo y que usted se ponga al frente del conflicto por el que estamos pasando en Venezuela. Ahora más que nunca se debe poner en alto el nombre de nuestra universidad, hacer valer el verdadero sentido de la autonomía universitaria. Debemos demostrarle al país qué significa la Universidad Central de Venezuela y la importancia que ha tenido en el avance de la historia cada promoción de graduados, cada marcha, cada estudiante fallecido por defender sus ideales y cada uno de los liderazgos que han salido de esta casa de estudios.
Ciertamente, antes de que injustamente nos quitaran la libertad, habían muchos comentarios por la falta de movilización de la cual era parte nuestra universidad. Yo sé que no era así del todo, porque veía gran cantidad de estudiantes de la UCV dándolo todo en las calles. Solo creo que ha faltado un poco más de organización. Ha faltado poner más los intereses colectivos por encima de los intereses individuales.
Ahora bien, hoy hay muchos estudiantes presos. Algunos como mi caso en el Sebin y otros en las cárceles comunes, que es peor. Quizás, en lo más básico, pareciera que la autonomía universitaria se redujo a que los policías no pasen a la universidad, o que tengamos la posibilidad de elegir a nuestras autoridades y tener una administración autónoma. Sin embargo, le pido que no deje de un lado lo más importante, fundamental y lo más sublime para la humanidad que en el fondo expresa la palabra autonomía, y que es, a través de la búsqueda del conocimiento y la verdad, pensemos y luchemos un mundo mejor, que en estas circunstancias se reduce a la posibilidad de tener un país industrializado que demande profesionales altamente calificados; de luchar por un país desarrollado e independiente.
Profesora, en sus manos tiene la tarea de dejar una huella en la historia que signifique un avance para la humanidad y que, así nosotros no lo veamos ahorita, ese avance signifique mejores condiciones de vida para los que vienen después de nosotros.
Como persona que preside Averu haga todo lo que esté en sus manos para que se pronuncie y tome medidas en cuanto al conflicto actual. Garantice la unidad intergremial dentro de la UCV y sea propulsora de que suceda también en otras universidades.
Debe darle todo el apoyo al movimiento estudiantil en el afianzamiento de un movimiento asambleístico que ponga a la universidad a debatir un proyecto de país y de reconstrucción nacional. Demostremos un nivel de consciencia sobre el momento histórico que vivimos. Como universitarios tenemos la posibilidad de crear un crítico; podemos alzar la voz contra el crimen que le hacen a nuestro país al regalar todas sus riquezas.
Si que me hayan quitado la libertad será garantía de la lucha de la universidad, no me arrepiento y estoy segura de que Dioris y Abril, estudiantes de la UCV que comparten una celda conmigo, están seguras de ello y nos identifica esa firme convicción.
No se puede pasar por alto la represión de la cual somos víctimas. No dejar avanzar ninguna de las manifestaciones pacíficas, sumado a la militarización que vive nuestro país, no se puede tolerar.
Es importante que nos avoquemos a lo principal. Recordemos que venimos de un conflicto universitario en el cual nos dieron una serie de reivindicaciones que en este momento ya no sirven para nada.
Lo principal debe ser el país. Seguir alzando las banderas desde las más mínimas libertades democráticas, así como alzar nuestra voz firme y crítica para caracterizar este régimen y, por supuesto, la libertad para quienes injustamente estamos detenidos y que nos secuestran la posibilidad de luchar por un futuro mejor junto a ustedes.
Demostremos que tenemos una gran consciencia y que podemos convertir nuestras ideas en fuerza que se traduzca en transformación, avance y desarrollo para la humanidad. Logremos una sociedad más humana.
Sairam Rivas.
14/5/2014

Universidad Central de Venezuela #UCV, 21 de mayo de 2014
Querida Sairam:
Recién recibí tu carta, la cual he leído con el mayor interés y preocupación. Permíteme decirte, que como Rectora de tu UCV, como venezolana y como mujer, deploro en lo más profundo de mi alma la situación por la que están pasando tú y tus compañeras Dioris y Abril, con quienes, absurdamente, compartes una celda; así como el sufrimiento de tus familiares, a quienes les expreso, desde ya, mi palabra de apoyo, aliento y esperanza.
No pienses, ni por un instante, que no estamos pendientes de tu caso. En estos momentos –precisamente– me encuentro en la ciudad de Barquisimeto, presidiendo una reunión de AVERU, en la que los temas principales que estamos tratando los Rectores de las Universidades aquí presentes son la represión reinante en Venezuela, el maltrato a que están siendo sometidos nuestros jóvenes, el uso de la tortura física y psicológica como medio de intimidación y la violación descarada de los Derechos Humanos que este gobierno autoritario está llevando a cabo.
No creas que te hemos olvidado. No solo yo, como Rectora, está luchando por tu libertad y por la de los demás detenidos de manera injusta. Nuestros profesores, nuestros estudiantes, la Asociación de Profesores de la UCV, la FAPUV, nuestra Federación de Centros, todos estamos librando una batalla que estoy segura que más temprano que tarde logrará sus objetivos, cuales son tu liberación, la de tus compañeras y la de todos aquellos jóvenes que han sido encarcelados por el solo hecho de defender, como tu misma lo mencionas, nuestra libertad y por estar procurando la búsqueda de una nación mejor y de un futuro promisor para todos los venezolanos.
Mañana jueves, como debes suponer, se realizará un Paro Nacional de Universidades convocado por FAPUV, que involucra una serie de actividades gremiales con el único propósito de protestar y exigir al gobierno tu libertad y la de todos los detenidos. Esa es una de las tantas gestiones y estrategias que vamos a realizar en pro de lograr nuestras metas.
Tal como lo mencionas y me lo pides en tu carta, estoy y he estado siempre al frente de este conflicto; y te repito, no cesaré en mi empeño de lograr tu libertad y la de todos nuestros jóvenes. Te puedo asegurar que la Universidad Central de Venezuela sí está movilizándose y se está organizando; tanto sus autoridades, estudiantes y sus profesores están pendientes de este grave problema y ten la certeza de que de la reunión de AVERU y de la del Consejo Universitario de hoy miércoles surgirán proposiciones y acciones que ayudarán a tomar las decisiones que nos permitirán continuar en la lucha por tu pronta libertad y por la del resto de nuestros jóvenes.
Estoy al tanto, como tú lo dices, de que hay muchos estudiantes presos en el SEBIN y en cárceles comunes; y eso lo condenamos con toda nuestra fuerza y emoción. Nos duele saberlo y no creas que no sufrimos como venezolanos y como universitarios esa vejación a que los tienen sometidos.
Todo lo que me pides en tu misiva, Sairam, lo estoy haciendo. Estoy presidiendo múltiples reuniones y te garantizo, de que no solo seguiré defendiendo la autonomía de nuestra Universidad Central de Venezuela, tu Universidad, sino –tal y como me lo solicitas– llevaré a cabo todo lo que esté a mi alcance para mantener la unidad ínter gremial dentro de la UCV y en todas aquellas Universidades que aman la libertad, la democracia y la pluralidad de ideas y pensamientos, los mismos objetivos por los que tu has luchado. De eso no te puede quedar ninguna duda.
Esa lucha que estoy emprendiendo involucra, como tu me lo pides, un apoyo irrestricto a nuestro movimiento estudiantil. Siempre lo ha tenido de mi parte, del resto de las autoridades y del personal docente y seguirá siendo así. Para nosotros, la batalla no es solo la liberación de los detenidos; también estamos con ustedes en la lucha por los mismos ideales y les acompañaremos para conquistar, conjuntamente, esas bellas intenciones.
Tomo textualmente tus significativas palabras, en las que mencionas que “lo principal debe ser el país. Seguir alzando las banderas desde las más mínimas libertades democráticas, así como alzar nuestra voz firme y crítica”. En esas hermosas frases resumes tu verdadero ser y tu amor por la vida, por luchar por un futuro mejor y por tu Venezuela.
A esas palabras y a ese sentir, me uno a ti y a tus compañeros detenidos; y te reitero que estaré al lado de todos ustedes, luchando hasta conseguir tu liberación, la de tus compañeros, y mucho más aún, la libertad de Venezuela.
Sin que nunca olvides mi presencia y la de la UCV a tu lado y al de todos tus compañeros, te reitero, Sairam, que tengas fe, valor y esperanza. Lograremos nuestros objetivos. Te lo aseguro.
Cecilia García Arocha Márquez
Rectora UCV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here