Estudiantes del Instituto Pedagógico Siso Martínez, Pedagógico de Caracas, Universidad Católica Santa Rosa, de educación media, sociedad civil y familiares del estudiante Conan Quintana (asesinado hace una semana), tomaron nuevamente  este viernes 22 las calles de La Candelaria con un pancartazo frente del Ministerio de Interior y Justicia.  
Informaron que mantendrán la  protesta, pues tienen la determinación de hacer lo posible para que ese crimen no quede sin castigo, para que se enfrente al hampa y se garantice la seguridad de los ciudadanos. Comentaron que la ausencia de su compañero de lucha, y quien iba a ser su futuro colega, los inspira para luchar por una Venezuela digna, libre e independiente. “Estamos cansados de la inseguridad, de las balas, los asesinos, la delincuencia, la impunidad y la ineficiencia del gobierno para asumir su responsabilidad para garantizar el derecho a la vida” expresó Wendy Ramírez,  estudiante del Pedagógico de Caracas.   
También, se mantendrán en pie de lucha para defender la Universidad, la educación y a los estudiantes. Informan que estudiantes del Siso Martinez y Pedagógico de Caracas impulsarán una Plataforma de lucha para la defensa de la vida, con la participación de familiares de los caídos por la delincuencia, organizaciones políticas, organizaciones de Derechos Humanos, movimientos estudiantiles y todo aquel ciudadano que tome la determinación  de exigir Justicia. 
Al finalizar la actividad se acercó el asistente del Ministro, Sr. Juvenal Fernández, invitando a conversar con el Ministro. Subieron dos estudiantes: Abzara Gómez y Ánzony Arias, quienes fueron recibidos por  el Ministro Gustavo González López. El funcionario les informó que llevan adelantada  la investigación del asesinato del estudiante Conan Quintana y que el hecho no quedará impune. Los dirigentes estudiantiles le manifestaron  que no cesará el reclamo hasta ver esclarecido este caso y en marcha políticas que frenen la delincuencia desbordada, porque vivir en las actuales circunstancias no puede llamarse vida. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here