Caracas 23/06/14. (PS).- Un grupo de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela, UCV, se reunieron este lunes en la Plaza de El Rectorado para exigir la liberación inmediata de todos sus compañeros detenidos el pasado 8 de mayo en los campamentos “De la libertad y la resistencia”. El acto de protesta contó con la participación de los estudiantes de la Escuela de trabajo social y estudiantes pertenecientes al movimiento estudiantil.
Génesis Castro, dirigente estudiantil de la UCV señaló que sus compañeros cumplen este lunes 45 días detenidos por lo que para ellos es clave que salgan en libertad cuanto antes. “En especial, pedimos la libertad de nuestra compañera Sairam Rivas, Presidenta del Centro de estudiantes de la escuela de trabajo social de la UCV. No es justo que la tengan detenida mientras el Gobierno tiene estudiantes paramilitares dentro de la universidad que se encargan de sembrar el terror, los cuales están plenamente identificados”.
Sairam Rivas, con un promedio de 17 puntos. Luchadora, revolucionaria y socialista, está detenida en el SEBIN desde hace 45 días. Sabemos que el Gobierno le tiene miedo porque saben de la valentía y el coraje que la caracterizan. Seguiremos en las calles esperando su pronta liberación”, destacó.
Convocó en nombre del movimiento estudiantil a la población a concentrarse este martes 24 en el sector de Los Ruices para que los acompañen en una movilización hasta la Plaza Altamira. “Será una marcha por la independencia de Venezuela, nuestra soberanía y porque ya basta del abuso de poder de este régimen dictatorial”.
Por su parte, Marielvis Pizzoferrato, estudiante de la Escuela de trabajo social de la UCV dio lectura a una carta escrita por Sairam Rivas;
“Estudiantes de trabajo social:

Actualmente como sociedad, pasamos por una crisis que llama la atención de aquellos que somos investigadores sociales, pero que, más allá de ello nos caracteriza la sensibilidad social particular de aquellos muchachos que luchan por lo justo.

Llama la atención de los estudiantes de trabajo social, que en muchas ocasiones no quieren reducir al plano de una política social paliativa. De los males de un sistema económico a una política social meramente asistencial.

Sin embargo, en todo momento demostramos que tenemos bien claro nuestros roles y que día a día buscamos generar conciencia en una sociedad que permita a las personas luchar por su transformación, traduciéndose en el logro de avances que defiendan la abolición de estructuras que mantienen la explotación.

El momento demanda de nosotros que demostremos nuestra preocupación por las injusticias sociales imperante en nuestra sociedad en nuestra realidad histórica, asumiendo nuestro compromiso al actuar para mejorarla y transformarla.

Lo que no se puede negar es la genuina e intrínsecas ganas de construir un mundo mejor, para lo cual nos valemos de nuestros conocimientos de las diferentes ciencias que han permitido estudiar el tránsito de la humanidad a través de los años y que al mismo tiempo, es muestra de nuestra gran formación integral.

Luchamos por un mundo en donde se respeten los derechos de todos, así como podemos mantenernos indómitos ante la situación del país donde no se respetan los derechos de nadie.

No podemos ir sólo a estudiar como si nada pasara para ir a trabajar a una estructura que cada vez nos hace más dependientes y no busca nuestro desarrollo. Es necesario el pensamiento crítico propio de un trabajador social y de la reivindicación de la esencia fundamental del conocimiento, la realidad y la verdad.

Debemos generar el debate que permita una proyección de una reconstrucción nacional. Demostremos ese espíritu de lucha y la vocación que nos lleva a sentir como propios, los males que atañen a una sociedad. Como cuando caminamos en una comunidad o hacemos un recorrido institucional.

Hagamos ver que la Escuela de trabajo social no es un poco de violencia reaccionaria sino que al contrario, tiene jóvenes que pugnan por dedicarse a la cotidianidad de la formación que defiendan en avances para Venezuela y el mundo en general.

Se debe afianzar el apoyo que hasta los momentos, bien le han dado a cada uno de los jóvenes que continuamos detenidos. Hacer movilizaciones al Palacio de justicia y abogar porque las presentaciones sean en los 45 días correspondientes.

El llamado es a la lucha y a la organización, a la unidad, la que debemos garantizar con todos los gremios y en especial, con los trabajadores.

Rescatemos la histórica alianza entre los estudiantes y quienes crean la riqueza. Demostremos el alto nivel de conciencia que tienen los estudiantes de trabajo social.

Sairam Rivas
17 de Junio de 2014”
Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad @juanjoseojeda

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here