Carlos Pineda, Rene Cedillo y Jose Romero del Regional
Argimiro Gabaldon

Hace unas semanas advertimos de una ofensiva autoritaria por parte del régimen contra los intereses del Estado Lara. La primera avanzada fue la creación de Corpolara, una especie de Gobernacion paralela con ingentes recursos (los que se le niegan a la Gobernacion de Lara, en clara señal de saboteo a la gestión de Henry Falcon) para ejecutar obras con un claro objetivo electoral. Luego de los resultados de las primarias del 12 de octubre, donde la participación popular rebasó las expectativas de analistas opositores y oficialistas, el PSUV paso a la segunda etapa de este plan: la creación del caos bajo la figura de “protestas sociales” que cualquier persona desprevenida podría creer. Ese plan se comenzó a ejecutar con lo que llamamos “operación invasión”, donde resaltan las invasiones de Santa Rosa y Agua Viva, las mas mediáticas.

Nuestras fuentes (bases oficialistas descontentas que no están de acuerdo con esta actitud del PSUV) nos acotan que el objetivo de dicho plan es crear la sensación de que en Lara no hay gobierno, que el caos reina y que ello justificaría una acción “jurídico-legal” para cambiar al gobierno legitimo de Henry Falcon antes de tiempo.

Este plan perverso, propio de mafias delincuenciales, tuvo un traspiés en su ejecución a raíz del anuncio del Presidente Chavez de la aparición de un nuevo tumor en su cuerpo, lo cual llevo a la Alcaldesa a ejecutar el “desalojo” para que toda la atención estuviera centrada en el Presidente. Ademas, de esta forma aparecería ella como la que “restauró la tranquilidad”. No contaba Amalia Saez que su propia gente la delataría cuando dijeron a los medios “Amalia nos traicionó”, quedando develado el plan perverso que hoy denunciamos

El plan desestabilizador del PSUV esta enmarcado en una estrategia general y nacional de reestimular la polarización política para disminuir el mensaje de reconciliación y de cambio que vastos sectores de la población están enviando. Y esta estrategia es la respuesta al ejercicio de la democracia demostrado el 12 de febrero en las primarias de la MUD.

La perversidad del PSUV es tal que estimulará el enfrentamiento de pueblo contra pueblo como vimos en Santa Rosa y en Agua Viva, lo que evidencia en primer lugar, la manipulación de las necesidades de la gente y en segundo termino, el fracaso que han tenido todos los planes de construcción de vivienda en estos 13 años, incluyendo la Misión Vivienda. Un ejemplo de esto que afirmamos es que la Alcaldia comenzó unos movimientos de tierra en Carorita para ubicar allí a los “invasores” del Cono de Seguridad, sin tomar en cuenta la petición que le hicieran hace un año, mas de 24 consejos comunales de construir un hospital o casas para los habitantes de las Parroquias Cuji y Tamaca. De seguir la alcaldesa en esa dirección habrá una confrontación entre gente pobre que necesita mejorar su calidad de vida.

Ante esta evidente ofensiva perversa del oficialismo, que seguirá desestabilizando, reiteramos nuestra propuesta de constituir un Gobierno de Unidad Regional que le dé mas piso Politico a la gestión de Henry Falcon y que sea la expresión de la Unidad Superior que tanto anhela la población, que esta ávida de cambio, reconciliación para que las instituciones atiendan sus principales necesidades y garanticen sus derechos. De igual manera planteamos que la mejor forma de detener ese plan perverso del PSUV es con la Organizacion y la movilización popular de forma autónoma para exigir al estado venezolano y todas sus expresiones, políticas publicas orientadas a mejorar la calidad de vida de la gente.

Comite Politico Regional

Bandera Roja

Lara 26 de febrero de 2012

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here