Venezuela fue muy solidaria con los latinoamericanos que salieron al exilio por el autoritarismo que ha sacudido sus países. Nuestras Universidades se llenaron de Profesores venidos del Cono Sur. En lo personal como muchos venezolanos, siempre estuvimos en todos los movimientos de solidaridad con Chile, Argentina, Uruguay, Haití, Nicaragua, Salvador. A todos les dimos voces y manos.
Es terrible para nosotros “escuchar” hoy tanto silencio, mientras nos hieren a nuestros hijos con perdigonazos a quemarropa, que pierden ojos o mueren; que son violados con cañones de fusil. Nuestros muertos son con disparos en la cabeza. Ellos saben que el disparo es a matar. El país y su futuro han sido destruidos por la corrupción, la ineptitud, la brutalidad y la dictadura del odio discursivo que se trasmuta en “amor” cuando hay crisis o van al extranjero en busca de algún apoyo agradecido.
En Venezuela hay hambre, pobreza y sangre.
¿Dónde están nuestros amigos de antes? No están con Venezuela, están con el Poder ? No están con las multitudes desesperadas de todas las clases sociales. Ni con la democracia. El Gobierno no es legitimo.Nuestra Constitución lo dice. Después de lo que ha pasado, queremos elecciones transparentes, limpias. Un Gobierno que cobije a todos por igual. Que acepte a los diferentes, que no extorsione. Que nos permita hablar por los canales nacionales o internacionales sin amenaza de ser destruidos con prisión, (gracias a la Justicia secuestrada) o con descrédito. Hasta a diputados golpearon a patadas en la Cámara, mientras su Presidente miraba hacia ” otra parte”.
Sus motorizados bien armados aterrorizan a la población inerme.
Es la versión enrojecida de los “camicie nere” y las SS.
El Gobierno no es de izquierda. Es fascista. La izquierda es humanista o no es izquierda.
Es un gran negocio para muchos, con limosnas que encadenan.
¿Dónde están nuestros amigos?

LOLITA ANIYAR

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here