Eddy Timaure, Sec. Gral. BR Falcón
Hoy buena parte de las ciudades del país son testigos de importantes movilizaciones y jornadas de protesta por la crisis humanitaria en salud que afecta al pueblo venezolano, que todos los días padece la escasez de medicinas para tratamientos de enfermedades crónicas, incapacitantes y potencialmente mortales como el cáncer. Es el mismo pueblo que se encuentra afectado por virus y enfermedades endémicas que han surgido o resurgido con mayor fuerza, como el zika. Un pueblo que el hecho de intentar encontrar acetaminofen, por ejemplo, se convierte en un acto de heroicidad.
No son pocos los venezolanos que han fallecido por no encontrar a tiempo las medicinas para sus tratamientos (el fallecimiento de niños es lo que más duele). Miles de adultos sufren y hasta mueren infartados por no poder acceder al tratamiento contra la hipertensión arterial. Apelar a la solidaridad de celebridades, para que éstas compartan en sus redes sociales los desesperados requerimientos de medicinas, parece ser la esperanza a la que se aferran padres y familiares de los afectados. 
También buena parte de los que fallecen lo hacen por no haber ambulancias que los trasladen con la urgencia que se requiere luego de un accidente. o por no haber medicinas o insumos básicos en los centros hospitalarios, o por esperar una intervención quirúrgica que nunca llega. Cada vez son más los venezolanos que quedan incapacitados porque no pueden costearse una intervención que les permita recobrar su salud luego de fracturas. 
En medio de ello, los hospitales padecen por la falta de recursos que les permitan disponer de (quirófanos) en buen estado, por equipos e insumos para el tratamiento de los pacientes, hasta por la falta de materiales para la limpieza de los mismos, lo cual ha hecho, por ejemplo, que algunas salas del Hospital de Coro, por señalar este nada mas, sean focos de contaminación y muerte para pacientes y acompañantes.
.Por si esto fuera poco, médicos, enfermeros y todo el personal que trabaja en las instituciones de salud pública del país, y en el caso de Falcón no es la excepción, reciben sueldos míseros y trabajan en condiciones paupérrimas, en una circunstancia dramática como la que vivimos la inmensa mayoría de los venezolanos. 
Cambiar esta realidad, superar el drama que viven los venezolanos por la crisis umanitaria en salud, solo es posible con un cambio de régimen, con la salida de quienes hoy detentan el poder y el establecimiento de un gobierno de Unidad Nacional que inicie la ruta de la Reconstrucción Nacional. 

Eddy Timaure
@EddyTimaure
Secretario General
Bandera Roja Falcón
26 de febrero de 2016

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here