El pueblo de Caracas este año
2013 presenta el dilema entre el fracaso y el cambio. El descontento acumulado
por las promesas incumplidas, por los reiterados engaños generan desaliento,
pero también y con más fuerza crean una decidida voluntad de cambio. Por eso
mujeres de diversas posiciones: políticas, sindicalistas, estudiantes,
trabajadoras, profesionales, amas de casa, emprendedoras que hemos estado desde
hace 14 años buscando un cambio en este país, hemos querido unirnos hoy a un
sin fin de mujeres que están cansadas de manipulación y de mentira, y que
quieren un cambio de verdad. Un cambio que le devuelva a la mujer que vive en
el cerro de Antímano la sonrisa a su rostro; la esperanza a la mujer que se
levanta en la madrugada para salir a la calle a vender empanadas, café,
galletas o cual otra cosa; que le confiera justicia y seguridad a las madres
que cada día lloran a sus hijos en la morgue; que exista trabajos estables a
las sin fin de mujeres, en este caso, a las madres colaboradoras del Programa de
Alimentación Escolar que este gobierno nacional y regional utilizan para la
explotación de su mano de trabajo para llevar acabo el funcionamiento de esta
actividad.

Hoy el Municipio Libertador tiene un 73% de mujeres trabajando de
manera informal, sin ningún goce de seguridad social, por lo que las mujeres
caraqueñas demandamos una vida mejor en una sociedad más justa. Este gobierno
municipal encabezado, por Jorge Rodríguez, ha estafado esos sentimientos de
cambio y desperdiciado una oportunidad histórica para superar los graves males
sociales que ha venido soportando nuestra Caracas. El “cambio” presentado por
Jorge Rodríguez sólo ha sido una estafa y una mentira. Los caraqueños estamos
cansados de manipulación, no nos conformamos más con maquillajes y con
retóricas falsas, queremos un cambio de verdad. Por eso las mujeres expresamos
en este acto que la esperanza está en el cambio y que el mismo podrá abrir
caminos al progreso. En tal sentido, nos pronunciamos por la candidatura de
Ismael García, que abrirá camino a la tolerancia y al respeto hacia las ideas
distintas que pueda tener cada caraqueño. El 8 de diciembre las mujeres
decidiremos el cambio con Ismael. No puede haber un cambio completo si no se
asume políticas públicas correctas hacia el sector de la mujer, de allí, que
las mujeres demócratas y progresistas queremos en este acto presentarte,
Ismael, una propuesta que lleva el sentir de mujeres que han luchado por la
equidad de género, sobre todo por el bienestar de las mujeres más necesitadas
socialmente. Te hablamos que tu gobierno municipal incorpore la creación del
Instituto Municipal para la Mujer, no para tener más burocracia, sino que este
instituto esté facultado para impulsar programas y proyectos de desarrollo
social y económico para el sector. Que pueda impulsar los hogares de cuidado
diario o preescolar, atención a la madre precoz, formación de emprendedoras,
programa de asistencia en salud, programa para la vida sin violencia, entre
otras. La felicidad de las mujeres no está en la creación del vice-ministerio
de la felicidad, está en el cambio que Ismael lideriza y que el 8 de diciembre
la verdadera felicidad volverá a las calles y a nuestros hogares. Este grupo de
mujeres será el comando que tocará puerta a puerta organizando el voto y garantizando
la victoria.

¡Que viva la Unidad!

¡Ismael García, Alcalde!

Raquel Figueroa

Secretaria General de Bandera Roja Caracas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here