Nosotros,
dirigentes de los sectores sociales de Caracas de reconocida y respetada
trayectoria de lucha en organizaciones comunitarias, sindicales, gremiales,
pequeños comerciantes, consejos comunales, dirigentes estudiantiles de las
Universidades UCV, IPC, UCSAR, dirigentes de las 22 parroquias del municipio
Libertador y dirigentes políticos de diversos partidos, todos habitantes y
luchadores populares de Caracas, siempre hemos asumido la responsabilidad de
acompañar al pueblo caraqueño en sus demandas y por ello hoy nos unimos para
manifestar nuestro contundente rechazo a los últimos acontecimientos de
represión, persecución política, crímenes de lesa humanidad y demás expresiones
del régimen y la dictadura madurista que han ocurrido a nivel nacional y en el
Municipio Libertador.
Nuestro
pueblo ha venido padeciendo de manera inclemente las medidas económicas
neoliberales que este gobierno ha aplicado con el mayor cinismo y ha pagado un
alto precio por la incapacidad y la corrupción de este régimen, Caracas como
capital de la república no escapa a esta realidad, es doloroso ver a nuestra
gente haciéndo interminables colas para acceder a productos básicos, el buen
vivir se traduce en que al venezolano se le va la vida entre una cola y la otra
para conseguir hasta un rollo de papel sanitario…. Y la cola más dolorosa de
todas, la de la morgue, donde todos los fines de semana acuden madres, esposas,
padres a reconocer la muerte en el rostro de sus difuntos. A los habitantes de
este Municipio, sin distinción de color partidista, nos han afectado los
problemas que hoy tú y yo sabemos que se han agudizado. Las ofertas y promesas
que Maduro y Jorge Rodríguez le dieron a los caraqueños para iniciar la
justicia social han quedado arrinconadas con la escasez de los productos de
primera necesidad, con la falta de medicamentos para los más pobres, aunado a
esto; reprimen de la manera más salvaje las protestas que tienen el legítimo
derecho de realizarse ya que el gobierno no cumple con su deber de velar por
los derechos humanos, y hoy se esconde en un supuesto “diálogo de paz” que no
ha tomado en cuenta al pueblo, al soberano que es el que sufre y padece.
Es
incomprensible que el Vice Presidente de la República felicite al Alcalde Jorge
Rodríguez a través de los medios de comunicación señalando que Caracas es una
ciudad donde se ha trabajado con eficiencia en el control de la inseguridad,
cuando todos sabemos que el Municipio Libertador es una de las ciudades más
violentas de América Latina, pero hoy no sólo es la ciudad más insegura, sino
la más sucia, la de peor movilidad, con sus servicios públicos colapsados, la
de mayor gasto en publicidad y propaganda en una campaña que es una rotunda y
total burla a los caraqueños, en la que el alcalde manifiesta quererla y tiene
la desfachatez de llamarla la ciudad de “la lealtad” y como si todo
lo descrito no fuera suficiente humillación para nuestro pueblo, entonces se
niega el derecho legítimo, constitucional e histórico de ese pueblo a rebelarse
democráticamente contra sus opresores, a manifestar pacíficamente y expresar su
descontento.
Ante
lo planteado los dirigentes sociales, estudiantiles y políticos de Caracas
demandamos:
1)
Detener la criminalización de la protesta y el uso de las instituciones del
estado como entes inquisidores, de espalda a la justicia y al interés nacional.
2)
Libertad plena e inmediata de todos los estudiantes, trabajadores y demás
ciudadanos presos por ejercer el derecho constitucional a la protesta.
3)
Cese inmediato de la represión por parte de la Guardia Nacional y de la Policía
Nacional Bolivariana a todo aquel que de manera pacífica ejerce su derecho a la
protesta.
4)
El desarme y el desmantelamiento de los grupos parapoliciales y paramilitares
que operan bajo la contradictoria denominación de “colectivos”,
portando las armas de guerra del estado, que tienen orden expresa y
“permiso” para sembrar el terror y cometer crímenes contra el pueblo
indefenso pero valiente.
5)
Que se respete el derecho a la legítima defensa ante grupos, que se han
dedicado a agredir con fuerza criminal en las diferentes parroquias como La
Vega, El Paraíso, Santa Rosalía, Candelaria, Sucre.
6)
Que se desista del allanamiento de la inmunidad parlamentaria a la Diputada.
María Corina Machado y algún otro diputado, pues sólo sus electores tienen el
derecho de decidir sobre su continuidad en el cargo.
7)
Desistir de las órdenes de captura de los dirigentes políticos que el gobierno
tiene en la mira.
8)
Detener la censura, las presiones y persecuciones a los medios de comunicación
social y periodistas, para ocultar la información veraz y oportuna a los
ciudadanos.
9)
La destitución inmediata de los miembros del Poder Moral por su actuación
parcializada y de espaldas al pueblo, violando sus competencias
constitucionales.
Llamamos
a los caraqueños a organizar nuestras justas protestas en Asambleas de
Ciudadanos. Es hora que el pueblo haga suya la participación protagónica para
conquistar la democracia popular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here