81% de los directores son encargados y desaparecen los supervisores

No hay personal para hacer seguimiento, evaluación y control de la escuela (Paulo Pérez Zambrano/archivo)EL UNIVERSAL
martes 8 de marzo de 2011 12:00 AM

No se trata de un supuesto. Las cifras oficiales dan cuenta de una política que apunta a la “desprofesionalización” de la carrera docente. Así lo denuncian los integrantes del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez (MESR) al detectar la disminución de docentes y directores titulares en la Memoria y Cuenta 2009-2010 del Ministerio del Poder Popular para la Educación. Raquel Figueroa, coordinadora del grupo, sostiene que el objetivo del Ejecutivo es “convertir a la profesión docente en una nueva organización que sirva para aplicar su proyecto político-partidista desde las escuelas”. La cifras oficiales hablan por sí solas. Solo 12.982 planteles públicos, de un total 21.736, tienen directores titulares. En otras palabras, 81% de la planta directiva son encargados; nombrados directamente por la Zona Educativa o por el Ministerio de Educación. “Estos cargos han pasado hacer de confianza; por lo que son de libre remoción. Esto significa la pérdida de la jerarquía profesional y la violación de la Constitución Nacional y de la Ley Orgánica de Educación (2009). En el caso de las escuelas, en especial las que impulsan el proyecto Escuela Bolivariana; los docentes son sacados de las aulas para cumplir funciones gerenciales”, apuntó. Figueroa, precisa un caso. “Los centros pilotos como el de la Unidad Educativa Bolivariana Gran Colombia -Municipio Libertador en Caracas- centro modelo de Latinoamérica y el Caribe; el director fue nombrado directamente por el Ministerio de Educación”. Sin leyes En el caso de los subdirectores, acota la docente, la relación refleja un 29% de titulares para un 71% de subdirectores encargados. “La gran mayoría de ellos, se les realiza una evaluación del desempeño para optar al cargo, que parte exclusivamente de evaluar sus tareas diarias. El hecho manifiesta que quien realiza la evaluación son docentes que no están técnicamente preparados para esta actividad”. Hay que recordar que en la última década se han realizado un solo proceso para el ingreso y ascenso a la carrera docente, el cual consistió en una evaluación integral a maestros y profesores, pero sin la participación de los gremios. La dirigente del MESR, recuerda que el Gobierno está en mora con el Reglamento para el Ingreso y Ascenso y el Parlamento con la Ley Especial de Carrera Docente. Por otro lado, alertó sobre la desaparición de los supervisores de carrera. Apenas hay 69 para todo el país, cuando se requieren de 2.164 funcionarios. “No hay seguimiento, control y seguimiento de la educación”.
[email protected]

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here