Con motivo del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, queremos reafirmar el compromiso de la Unión Europea a la prevención y erradicación de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas y degradantes. La tortura está absolutamente prohibida por el derecho internacional.

Quisiéramos aplaudir los esfuerzos de muchas ONGs e individuos, quienes trabajan laboriosamente para prevenir la tortura, aliviar el sufrimiento de las víctimas y movilizar la opinión pública sobre este asunto tan importante. A través del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH), la Unión Europea ofrece un apoyo significativo a las organizaciones de la sociedad civil que luchan por erradicar la tortura y que trabajan para asegurar una rendición de cuentas para la tortura y el maltrato.

La Unión Europea hace un llamado a todos los Estados a unirse a la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y el Protocolo Facultativo a la Convención (OPCAT, por sus siglas en inglés) y reconocer la competencia del Comité contra la Tortura para recibir y examinar comunicaciones presentadas por particulares. Acogemos con beneplacito la firma reciente del Protocolo Facultativo por parte de Angola, Guinea-Bissau y Mongolia y la ratificación de Burundi y Noruega. La UE subraya la necesidad de crear y mantener los Mecanismos Nacionales de Prevención y asegurar su autonomía operacional y financiera.

La Unión Europea expresa su agradecimiento al trabajo realizado por los mecanismos internacionales, especialmente por el Relator Especial de las Naciones Unidas, el Comité contra la Tortura y el Consejo del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura, y urge a los Estados a implementar sus recomendaciones.

La Unión Europea ha dado todo su apoyo a la Resolución 68/156 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptada el 18 de diciembre 2013, la cual recalca la importancia de la habilidad de las personas para contactar libremente a las instituciones que trabajan para prevenir y combatir la tortura y hacer valer el derecho de las víctimas a interponer recursos y obtener reparaciones.

Debemos de continuar trabajando juntos para hacer que la tortura sea un tema del pasado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here