Mérida, Junio de 2013.
Prof. Pedro Calzadilla
Ministro de Educación Superior.
Su despacho. 
Reciba un cordial y respetuoso saludo de parte del equipo de trabajo de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Los Andes, deseándole éxitos en la labor que realiza.Es preciso tener presente que en los últimos años la Educación Superior venezolana se ha visto atropellada por la continua negativa de las autoridades gubernamentales de asignar los recursos necesarios y que pertenecen por derecho a cada una de las instituciones de Educación Superior, esto se ha traducido en un deterioro constante de la calidad de la Educación y de las condiciones mínimas requeridas por los universitarios para poder continuar llevando a cabo la misión de formar profesionales que contribuyan al progreso de la Nación.
En este sentido y debido a la fuerte crisis que están atravesando nuestras universidades, desde la Federación de Centros Universitarios, después de haber agotado todos los canales regulares, hemos decidido como máxima medida de presión sumarnos una HUELGA DE HAMBRE con la finalidad de ser escuchados y que definitivamente usted Sr. Ministro como autoridad responsable, entienda y resuelva la terrible situación de la Universidad.
Exigimos en primer lugar un trato equitativo y digno e igualitario, tomando en cuenta que quienes formamos parte de las Universidades que han sido discriminadas continuamente debemos tener garantía de los derechos que consagra la Constitución para todos los venezolanos.
Los beneficios estudiantiles son para nosotros el área más crítica pues en este momento en que el costo de la vida se hace cada vez más alto, los servicios básicos estudiantiles que garantizan la permanencia y avance del estudiante  en nuestras casas de estudio, están paralizados como consecuencia de la no disposición de recursos, situación que se viene repitiendo en los últimos 6 años y que consideramos no puede seguir ocurriendo en un País donde la disponibilidad del recurso económico no es precisamente el impedimento para que se cumpla con los requerimientos del sector educativo. Por ende reclamamos, la dignificación de los Servicios Básicos fundamentales y reivindicativos como:
-El Comedor Universitario que ha estado en constantes suspensiones, no sólo por la insufiencia presupuestaria que casi siempre obliga a cerrar sus puertas  a mitad de año, sino también por las deudas con los trabajadores que recurrentemente se traducen en protestas y que en este momento, exactamente para el día Lunes 20 de Mayo enfrentará una hora cero propuesta por los trabajadores y que afectará directamente la permanencia de los estudiantes en la Universidad.
-El transporte estudiantil, es otra de las materias pendientes, encontrando no sólo unidades con gran deterioro, sino la carencia de personal debido la no reposición de cargos para trabajadores que requiere la dependencia del Transporte.
-La atención integral en el plano de la Salud, que se ha convertido en uno de los problemas más graves, pues en sus diferentes programas  se ha visto obligado a paralizar sus servicios, el caso de FAMES que ha dejado de atender la mayoría de los casos porque los centros de Salud afiliados no reciben sus pagos a tiempo.
-Las  becas estudiantiles en sus diferentes categorías, que además de no ser canceladas, son insuficientes, en este mismo renglón se incluye la deuda con los preparadores  (factor fundamental en la formación académica y el desarrollo de los planes de estudio). Para ambos beneficios solicitamos la homologación del monto al salario mínimo actual.
-El deporte universitario que también sufre los embates de las deficiencias presupuestarías que impiden su desarrollo y sus alcances.
-La reposición de los cargos en los diferentes gremios (empleados, profesores y obreros) fundamentalmente de los profesores caso que directamente afecta la oferta y disponibilidad de materias que permitan el avance académico de la comunidad estudiantil.
-La inversión necesaria en la construcción  y dotación de bibliotecas que puedan cubrir la creciente demanda de usuarios que tiene nuestra universidad y a la vez se actualicen los contenidos y textos que requerimos los estudiantes.
-La construcción de la  planta física necesaria para atender la matrícula estudiantil en aumento, por ejemplo las nuevas escuelas y extensiones, casos específicos: escuela de medios audiovisuales, escuela de odontología, núcleo universitario de Tovar, entre otros.
-La disposición de los recursos necesarios para garantizar el cumplimiento y  desarrollo de las prácticas de campo, en cada una de las escuelas de nuestra Universidad.
Por estas razones EXIGIMOS la asignación presupuestaria debida y solicitada, sin ningún tipo de reconducción. Así mismo que los recursos asignados tengan la recurrencia expedita para lograr  el buen funcionamiento de los servicios y condiciones que garantizan la calidad de vida del estudiante y del universitario en general.
Finalmente, la Universidad como un todo, está sufriendo las consecuencias  de la discriminación y los estudiantes nos negamos a perder lo que por derecho Constitucional nos corresponde, exigimos la optimización de la Educación Superior y estamos dispuestos a mantener nuestra posición hasta tanto no asignen los recursos necesarios para la Universidad Venezolana.
PRESUPUESTO JUSTO YA
Br. Liliana Guerrero,  Pdte. F.C.U – ULA         
Br. Aimara Rivas  Pdte. Adj.  F.C.U-ULA                            

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here