“El Halconazo”
México, 10 jun (EFE).- México recordó hoy los 40 años de la matanza de estudiantes conocida como “El Halconazo” o “Jueves del Corpus”, que le costó la vida a al menos veintidós estudiantes abatidos por un grupo paramilitar y que dejó además varios desaparecidos.
“La ciudad hoy quiere recordar y rendir tributo a todos los jóvenes que hace cuatro décadas enfrentaron un régimen autoritario y nos legaron derechos y libertades que tenemos”, dijo el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, en un acto conmemorativo de los hechos.
El 10 de junio de 1971, día de la festividad de Corpus Christi, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) salieron a las calles de la capital mexicana para exigirle al entonces presidente Luis Echeverría (1970-1976) libertad política y la democratización de la enseñanza.
La manifestación, que en sus albores fue pacífica, terminó convertida en una masacre por la irrupción en ella del grupo paramilitar de “Los Halcones”, que abrió fuego para reprimir a los estudiantes, lo que dejó decenas de muertos y medio centenar de heridos.
Echeverría, del Partid Revolucionario Institucional (PRI), fue acusado en su momento por la extinta Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femossp) de genocidio, pero la justicia mexicana desestimó ese cargo y eximió al exmandatario y a otros funcionarios y jefes militares implicados en la causa.
Ebrard recordó hoy que aquella matanza es un episodio de la historia de la capital mexicana que hizo esta urbe “sea muy distinta hoy a lo que fue hace 40 años y muy distinta a muchas de las ciudades del país”.
En un homenaje a las víctimas, el alcalde dijo que hay que recordar a los estudiantes que fueron agredidos y los que perdieron la vida para “defender esas libertades y esos derechos” y alentar con su memoria para que “el país tome otro rumbo” y su futuro “no sea la violencia y la desesperanza”.
Ebrard develó una estatua de acero pintada de rojo del escultor Sebastián, de 15 metros de alto y 20 toneladas de peso, en la Plaza Normal capitalina.
La misma tiene motivos alusivos a México y está coronada por cinco flores metálicas que representan cinco grandes culturas prehispánicas del país: azteca, maya, mixteca, tolteca y zapoteca.
La estatua fue ubicada a la entrada de la Escuela Nacional de Maestros, el lugar donde cayó uno de los primeros estudiantes asesinados el “Jueves del Corpus”.
También hoy la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hizo público un mensaje con motivo de la efeméride en el que recuerda que la represión “no debe repetirse nunca más”.
“Nuestra sociedad debe rechazar cualquier forma de autoritarismo, robustecer nuestro sistema de valores laicos, contribuir al fortalecimiento de la democracia y expresarse con fuerza frente a la injusticia”, añadió.
La matanza de “El Halconazo” o “Jueves de Corpus”, que esta tarde será conmemorada en una marcha como sucede cada año, es considerada la segunda más trágica en la historia del México contemporáneo después de la ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas o de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here