Los Consejos Educativos tal como lo plantea la Resolución 058 serán una estafa más, que desde el engaño del “poder popular “sólo servirá para profundizar el despotismo del régimen político.-
Después de los resultados de las elecciones del 7-O el régimen viene adelantando una avanzada en los cambios del marco jurídico para impulsar con fuerza el “poder popular”, en el cual la escuela es el medio más eficaz para imponer la visión de la realidad que este régimen político ha sistematizado en 14 años de gobierno. Sobre esta base se le da paso a una nueva visión filosófica de la educación y a un Estado Docente en compañía de la “sociedad educadora” donde dicho dúo se hallará en correspondencia con los intereses políticos del gobierno. La Resolución 058 forma parte de esta estrategia que tendrá como objetivo construir desde la escuela una estructura organizativa para el control social y la intervención política partidista sobre el hecho educativo.
Dejamos ante el magisterio y ante el pueblo en general algunas consideraciones puntuales:
Los Consejos Educativos serán un comisariato político y en parte la maquinaria electoral del estado chavista: Es toda una concepción de absolutización del poder que no ha reparado en colocar a PDVSA, Corpoelec, CANTV, ministerios, gobernaciones, alcaldías, la UNEFA, consejos comunales, misiones etc., en acarreadoras de votantes; lo mismo se pretende hacer con las comunas y los llamados consejos educativos. Con dicha estructura se busca finalmente doblegar al adversario, que no es otro que los millones de venezolanos que pensamos distinto al régimen.
Poder popular y participación protagónica: Los conceptos de democratización del poder, participación protagónica, poder popular y comunal entre muchos otros presentes en la resolución 058, no son más que un palabrerío hueco, una máscara de “democracia” profundamente farsante propia de los oportunistas y revisionistas del chavismo, pues no se puede creer en los engañosos propósitos vociferados por la Ministra de Educación y de quienes gobiernan desde hace 14 años al país, cuando en la práctica éste es un régimen despótico, militarista y caudillista ya que todo gira en torno a una personalidad, que genera toda una política y una cultura. El magisterio, los padres y representantes de las escuelas públicas, somos testigos que jamás hemos sido consultados ni mucho menos decidido ninguna política educativa; todo se nos ha impuesto desde el Ministerio de Educación y cuando hemos criticado lo inconsulto de las mismas, se nos ha maltratado con la única respuesta déspota que conoce este gobierno: “son políticas de Estado y deben acatarlas”. A otro con el cuento de que este gobierno consulta y es democrático. Para nosotros, lo esencial en la resolución son los propósitos allí descritos, en tanto nos permiten contrastarlos con la práctica política cotidiana del gobierno y que, como lo hemos señalado, no se corresponde con una democracia participativa ni mucho menos popular, más bien es una democracia amputada, por lo que pretenden llevar a la escuela el mismo modelo de los consejos comunales controlados políticamente por el PSUV, que en vez de dotarlos de verdadero poder popular es decir; independientes del Estado más bien los quieren como instancias de control que no denuncian las irregularidades debido a su dependencia del gobierno. La experiencia que se tiene con estas instancias del supuesto “poder popular” es que muchos voceros han dejado de ser líderes de sus comunidades para transformarse en una especie de mandaderos del PSUV por lo cual han dejado de ser voceros del pueblo y sus problemas, mucho menos sus representantes. El propio ex-maestro Aristóbulo Istúriz nos acaba de decir que el poder popular “es como un queso rayado, una hilacha para cada quien”, develando una concepción desnaturalizada de lo que verdaderamente debe ser el poder popular. Para Aristóbulo Istúriz el pueblo es un ratón que debe conformarse con hilachas de queso. Nosotros rechazamos por denigrante, esta concepción del poder popular del régimen. Reivindicamos el verdadero poder popular autónomo e independiente del gobierno y del Estado, que procura el desarrollo y bienestar de su comunidad. El verdadero poder popular es aquel que tiene y administra el poder del Estado en función de los intereses populares. Ello no ocurre en Venezuela y por tanto es un engaño hacernos creer en el empoderamiento del pueblo. Aquí sigue gobernando una élite que hace negocios y se enriquece descaradamente. El protagonismo del pueblo y el poder popular solo está en el discurso de Chávez, a pesar del manejo de estas categorías que sólo se utilizan para garantizar una participación alrededor de la imagen mesiánica, por lo que se sustenta en el engaño y se promueve una conciencia anti científica y anti histórica de la realidad.
Estado Docente y corresponsabilidad social: Desde el año 2009 el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez ya venía indicando las tendencias a los cambios de las bases jurídicas en el área educativa para adaptarlas a las nuevas concepciones de “sociedad educadora”, “sociedad pedagógica”. Categorías que maneja un Estado que comparte con la sociedad su función única de financiamiento de la educación y una concepción corporativa societaria, una práctica política y económica que ha venido exigiendo el FMI y el Banco Mundial. La Resolución 058 instaura un nuevo rol del Estado y la sociedad, en el cual se generaliza la autonomía financiera a través de la corresponsabilidad. Paúl Hirst, teórico de la “democracia asociativa” y del capitalismo “humanizado” en las relaciones económicas en un mundo globalizado hace referencia a la tesis sobre asociacionismo, en el cual el Estado transfiere gran parte de su responsabilidad financiera a las asociaciones voluntarias a través de las figuras cogestionarias y autogestionarias. Esta Resolución por tanto diluye al Estado Docente compartiendo su responsabilidad en la cobertura social, haciendo un uso fraudulento de la “participación protagónica”. La resolución sobre Consejo Educativo adultera la condición de la sociedad, reduce el papel de gerente educativo del director de la escuela y el liceo, deforma el papel pedagógico que tienen los docentes al intervenir en su función escolar. De allí el empeño de disminuir la autoridad de los directores, docentes y comunidad educativa en las escuelas y liceos para trasladárselo a las organizaciones y colectivos sociales del partido de gobierno disfrazados de poder popular.
En un verdadero sistema democrático con participación popular, el Estado tendría que proveer los medios y condiciones adecuadas para garantizar el cumplimiento del derecho a la educación, no que se le faculte a la sociedad lo que debe hacer el Estado. La sociedad y la familia sólo deberían organizarse para velar por la realización efectiva de este deber, para que el Estado cumpla a calidad con el hecho educativo. La sociedad debe evaluar los planes educativos institucionales y definir sus políticas, responsabilizarse del proceso de contraloría social, promoviendo la defensa de los derechos y deberes del niño, del maestro y de la comunidad. Pero no compartir la responsabilidad única del Estado del financiamiento y administración de la escuela. El deber del Estado es garantizar el derecho y la responsabilidad de la sociedad es hacerlo cumplir.
La educación bajo la doctrina bolivariana: El Consejo Educativo pasaría a ser la instancia que despliegue la visión filosófica del régimen ya expresado en la LOE, la cual se fundamenta en la “doctrina Bolivariana”. Reducir los hechos históricos a la acción de una personalidad, por más relevante que ésta sea, es edificar una sociedad sobre un camino desacertado ya que la historia de Venezuela no es una creación de Bolívar. Tomemos manifestado por Manuel Caballero: “la conciencia de la vida de los hombres en colectivo, no del hombre glorioso. De allí que estemos encaminados al culto popular de Simón Bolívar sobre la visión de un nacionalismo fundamentalista” (2006). Fundamentar la educación venezolana en el ideario de Bolívar es falsear la historia y ubicarla en un marco que nada tiene que ver con lo científico. En su oportunidad apuntamos que esta posición garantizaba la visión mesiánica de Chávez, teniendo como precursor a El Libertador. El mesianismo, fetichismo a partir del cual se interpreta la historia como el resultado del papel de personalidades concretas, resumen un idealismo aberrante que aparta al sujeto de verdad científica. A ello debemos oponernos y propiciar la idea de que las masas deben ser protagonistas de su liberación.
Nueva estructura gerencial y administrativa: cabría preguntarle a la Ministra de Educación si entre otras razones, pretenden desmontar toda la estructura administrativa del aparato escolar como las Direcciones del despacho educativo, Zonas Educativas, Distritos Escolares, cuerpo directivo de los planteles, (el cuerpo de supervisores que otrora existían, ya no existe, fueron sustituidos por comisarios políticos), porque llama la atención que las funciones que se le están trasladando a los diversos comités del Consejo Educativo, son las que por ley le corresponden cumplir al Ministerio de Educación. ¿Cómo es eso que ahora un comité vigilará los horarios del personal docente, administrativo y obrero de una escuela cuando ésta es una función de los directivos del plantel? Es obvio que se le quitan ilegalmente facultades a los directivos aunque lo niegue la Ministra. Se estaría montando un andamiaje burocrático que en el fondo devela el fracaso de las actuales estructuras de la burocracia escolar del Ministerio de Educación.
La carrera docente en la Resolución: El Consejo Educativo tal como se tiene concebido en la Resolución 058 violenta la condición profesional del docente creando roles fuera de sus funciones profesionales que dislocan la función pedagógica del docente y desreglamentan las instancias organizativas gerenciales del plantel educativo. Por ello el interés de acabar con la carrera docente y la estabilidad laboral. A esto conduce la eliminación de los Concursos de ingreso, la promoción y el ascenso, para dar paso en la Resolución 058 a un mecanismo populista y demagógico como el Consejo Académico, institución que estará también a cargo de personas que nada tienen que ver con la función docente. Desde el año 2005 hemos estado indicando y denunciando a través de nuestras investigaciones el deterioro progresivo de la carrera docente en nuestro país, donde recurriendo a una lamentable pero nueva categoría expresamos la realidad profesional educativa como lo es la desprofesionalización de la carrera docente. El responsable de esta situación ha sido el propio gobierno chavista que desde el MPPE ha desarrollado líneas estratégicas de acción hacia ese rumbo; con el objetivo de incorporar y preparar en el proceso de transición política los docentes que defenderán el proceso bolivariano en las escuelas y liceos públicos. Bien lo dijo el ex maestro Aristóbulo “los docentes son clave principal para el desarrollo del proceso político chavista” (2005). De allí que hoy tengamos el 0,1% de supervisores de carrera y la aplicación de una nueva figura llamada “comisionados pedagógicos”(controlados directamente por el despacho ministerial) que cuando asisten a las escuelas es para presionar al director del plantel a que cumpla a raja tabla con las líneas emanadas. Hoy todas las escuelas bolivarianas tienen directores encargados puestos bajo la dedocracia del Ministerio, más del 45% de los docentes de aula son interinos sin estabilidad laboral; pero lo grave que las Zonas Educativas del país tienen la orden de jerarquizar para incorporar al sistema laboral en condición de interinos a los egresados de las Aldeas Universitarias (formación docente paralela) y no a los egresados de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. En vez de instalar en las escuelas y liceos el consejo académico, lo que le sale al MPPE es cumplir con el deber que le otorga y le manda la Ley Orgánica de Educación referido a la ley especial que debe normar la carrera docente. En ese sentido, el gobierno no solo ha incumplido, sino que ha desacatado su responsabilidad legislativa en establecer mientras se promulgue la ley especial un Reglamento Provisorio de Ingreso y Ascenso en la Docencia (disposiciones transitorias de la LOE- 2009). Cabe mencionar, que en marzo del presente año 6 Federaciones del Magisterio (FENAPRODO-CPV, FVM, FESLEV-CLEV, FETRASINED, FEV Y FENATEV) introdujeron ante el MPPE un Proyecto de Reglamento y la respuesta de la ministra fue engavetarla y así firmar la resolución 058 que le da paso a los consejos académicos. Por tanto, rechazamos las aviesas intenciones de la Ministra de Educación de pretender convertir a los padres, representantes, colectivos sociales y consejos comunales adyacentes a las escuelas en funcionarios oficialistas y comisarios políticos para vigilar y coaccionar a profesores, personal administrativo y directivo del plantel y en parte de la estructura político-electoral del régimen. De igual manera rechazamos la manipulación y la mentira en que se fundamenta esta resolución 058, pues es falso de toda falsedad que en nuestras escuelas los docentes y directivos le neguemos la participación a los padres, representantes y comunidad en general, así como la acusación de ser agentes deformadores de la conciencia de nuestros niños al sembrarles valores “capitalistas burgueses”. Es una agresión al magisterio, su profesionalismo y dignidad, lo cual es una cobarde canallada que no vamos a aceptar.
Llamamos a los padres y representantes y a los educadores de las escuelas públicas a que en asamblea conozcan y debatan libremente y sin coacción oficialista la resolución 058, a que levanten actas y pronunciamientos públicos. Igualmente llamamos a que se pronuncien por el mal estado de la estructura física de los planteles, la falta de pupitres y sillas mesas en la mayoría de las escuelas, la no dotación de los materiales para limpieza y mantenimiento, que vienen financiando los padres y maestros; la falta de laboratorios educativos y recursos didácticos para el aprendizaje que brillan por su ausencia, lo que deviene en una pobre educación para las clases populares. Esto es lo que el Ministerio de Educación no quiere que se denuncie y de allí el interés de imponer esta estructura burocrática controlado por los activistas del PSUV. Llamamos a los educadores a estar alerta y no permitir más agresiones del Ministerio de Educación, a defender y elegir los delegados sindicales de las organizaciones sindicales del magisterio como únicas instancias orgánicas laborales de los educadores que defienden sus derechos y reivindicaciones. A las federaciones y Sindicatos del magisterio a defender la educación democrática y la carrera docente. Es hora de la unidad magisterial y de la activación organizada desde la escuela y comunidad para rechazar los atropellos, y desde la acción levantar la verdadera participación popular para exigir presupuesto justo a nuestras escuelas y liceos, construcción de planteles educativos para erradicar la exclusión escolar.
¡DEFENSA DE LA EDUCACIÓN DEMOCRÁTICA Y LA CARRERA DOCENTE!

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here