El TSJ viola la Constitución y elimina la democracia. El “fusilamiento” de la Asamblea Nacional por parte del TSJ, con el conjunto de agresiones y arbitrariedades “legales” en su contra, pretende ser consumado con la decisión Nº 814 de su Sala Constitucional del pasado martes 11 de octubre —sobre la aprobación y control del Presupuesto Nacional—, pues legaliza la dictadura de Maduro y de su camarilla de mafiosos, transgrede principios constitucionales fundamentales para la República y pone al margen de la legalidad al régimen político.

Acompañamos y respaldamos las decisiones de la Asamblea Nacional del jueves 13, pues consideramos que es la hora de que la sociedad toda se organice en un Movimiento por el Rescate de la Democracia y la Constitución y levante —junto con la persistencia de exigir el Revocatorio para este año (#RR2016)— un gran movimiento de masas, popular, republicano y democrático, que impida que el régimen continúe cometiendo estas barbaridades y aberraciones.

En Bandera Roja consideramos —como muchos otros sectores nacionales— írrito e ilegal el presupuesto nacional que el viernes 14 aprobó Maduro en un show mediático. Llamamos a su absoluto desconocimiento por parte de todos los venezolanos, de las organizaciones e instituciones académicas, universitarias, gremiales, de las instancias gubernamentales y legislativas regionales y municipales. Alertamos a los países y a los inversionistas extranjeros que hacen negocios con el régimen madurista sobre la ilegalidad de cualquier convenio respaldado en esta decisión ilegal e inconstitucional.

Y esta lucha, en lo inmediato, no es ni será la repetición de una confrontación electoral oposición-oficialismo, o MUD-PSUV, ni menos un sainete de divertimento que oculte negociaciones tras bastidores, sino que será una gesta libertaria de un pueblo humillado, reprimido y engañado contra una camarilla que pretende apoltronarse en el poder y seguir usufructuando con las corruptelas de los dineros públicos, seguir hipotecando nuestra soberanía e independencia a la potencia imperialista que más ofrezca, y para ello ya están apelando abiertamente a la represión y a la suspensión de las libertades democráticas.

Es la hora en que el protagonismo social, la autonomía popular y el poder de base deben irrumpir frente al avance dictatorial. Las asambleas populares, de ciudadanos, de obreros, de maestros, de profesionales, de estudiantes, deben levantar esta rebelión democrática contra el desorden, el caos y la anarquía. Venezuela necesita un nuevo orden que restituya el derecho al voto y el respeto a lo derechos humanos. Y para ello debemos salir del Gobierno de Maduro.

Bandera Roja reitera que solo con una fuerte y firme presión popular podremos abrir los caminos para el cambio político urgente y para iniciar la reconstrucción de nuestra patria. Solo una amplia Unidad Nacional, asentada en un sincero compromiso de justicia social y de apertura democrática, en torno de una nueva esperanza económica y social, podrá salvarnos de la actual catástrofe, para que los planes y programas vayan en beneficio de las grandes mayorías y del pueblo trabajador, para restituir una democracia de nuevo tipo que reconozca y respete la participación protagónica del pueblo, la autonomía de la organización social, sindical y gremial, y la permanente consulta a la población sobre asuntos trascendentales para el país.

A los integrantes de la FAN les corresponde no ser obstáculo para la lucha democrática y les corresponderá devolver la institucionalidad que el alto mando militar mancilló al apoyar y respaldar estas atrocidades del Gobierno madurista. De no hacerlo cometerían un crimen de connotaciones históricas que a las nuevas generaciones les correspondería reparar, para tener una institución militar digna de nuestro pueblo.

En estas horas aciagas e inciertas, es cuando debe renacer el espíritu libertario que caracteriza a nuestro pueblo. Nunca nos arrodillaremos frente al autoritarismo y la arbitrariedad. Salgamos a recobrar el terreno que las mafias gubernamentales han tomado contra la voluntad del pueblo. No están lejos las vías que nos habrán de conducir a una nueva alborada de libertad y de justicia social. Dominemos y venzamos el miedo para trabajar denodadamente por el pueblo y por la patria.

¡El cambio va porque lo demanda el soberano!
#RevocatorioEnLaCalle
#RR2016

Caracas, 15 de octubre de 2016
Por la Dirección Nacional de Bandera Roja
Gabriel Puerta / Secretario General
Carlos Hermoso / Secretario General Adjunto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here