La Violencia contra las Mujeres va en ascenso trágico y las historias se narran sin dimensionar este hecho que diezma la población femenina. El Femicidio es causa principal de muerte de las Mujeres en nuestro país. Supera al Cáncer de mama y a las enfermedades cardiovasculares. Entre 3 y 4 Mujeres mueren diariamente en manos de los hombres de sus vidas. Es como si fuese un destino escrito predeterminado para las mujeres del cual no podemos escapar. Las historias siempre son iguales, es el mismo guión.

Marié Coromoto Mujica (32a) fue la víctima nro 20 el 26S, apareció en los medios del Edo Lara, su nombre cobra una importancia pasajera ya que esta historia tan común se mezcla con otras historias trágicas y angustiantes, de nuestra cotidianidad. Maríé será olvidada rápidamente, entre colas y apagones, escasez y alto costo de la vida, estados de excepción y fronteras ardientes, y elecciones que justifican en [email protected] el silencio.

La impunidad de estos delitos ronda el 97% de los casos. Otras Marié están prontas por aparecer en las marquesinas de sucesos, una tras otra en una danza macabra e impúdica. Sus nombres importan poco, el destino de sus [email protected], cuando los hay, tampoco interesa ni se les hace seguimiento ni acompañamiento alguno. La ley no funciona para parar esto.
Veamos ese guión o ciclo de la violencia a ver si alguna se ve retratada en él o alguien ve retratada a alguna conocida y la ayude a escapar a tiempo. Describir este ciclo es muy importante para detener o prevenir los incidentes de violencia.

Son tres fases diferenciables, que varían en tiempo e intensidad, para la misma pareja heterosexual y entre diferentes parejas. Estas fases son: 1) la fase de aumento de tensión, en esta etapa ocurren incidentes de violencias “menores” en aumento progresivo y la mujer cree que puede manejar la situación de diferentes formas, intenta calmar al hombre, su agresor, utilizando técnicas que le han servido en otros momentos, pero la violencia avanza sin poder evitarla realmente; 2) la explosión o incidente fuerte de violencia, sucede una descarga incontrolable de las tensiones acumuladas y mucha destructividad en el ataque, lo que distingue este incidente fuerte de los ataques “menores” de la fase uno. La Mujer queda [email protected], si sobrevive, y se hace un alto en la violencia para entrar en la fase 3) Es el respiro lleno de una tensa calma, por lo general surge el arrepentimiento del hombre agresor, las promesas de nunca más y las muestras de cariño o luna de miel; las mujeres creen realmente que esta vez no sucederá más, pero al poco tiempo arranca de nuevo la etapa 1 y el ciclo se repite. Este ciclo termina con la muerte de la mujer si no se rompe a tiempo. Incluso puede terminar también con la vida del hombre por suicidio. Cualquier noticia de Femicidio, como la de Marié, es la descripción del ciclo de violencia en el que [email protected] veían que ella vivía, o mejor dicho, “moría”. Se sabe con certeza que rompiendo el ciclo es que se pueden salvar esas vidas. Denuncia, pide ayuda, no calles, la violencia contra las mujeres en un delito y el Estado debe garantizar una Vida Libre de Violencia.

Hisvet Fernández, Psicóloga Social, Candidata a la AN por el C3 Edo Lara
Alternativa Independiente / ELECTORES LIBRES(el)

1 Comentario

  1. Profesionales humanistascomo la Sra. Hisvet hace falta en la AN para q impulsen no leyes, papel y + papel sino acciones q ayuden a mujeres e hijos victimas de violencia: Refugios y asistencia psicológica. Mujeres de Lara voten por ella.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here