Venezuela sufre un Paquetazo Mafioso
La oscura verdad detrás
del aumento de la gasolina
Sumario: El
profesor y docente universitario asegura que el aumento de la gasolina es un
paquete similar al de los gobiernos del bipartidismo, y traerá una grave confrontación
social que puede ser evitada.
Caracas.- “El gobierno ha logrado entronizar la idea en diversos
sectores políticos de que el aumento de
la gasolina es una cosa ‘justa e inevitable’
. Los argumentos, como en pasados gobiernos, hacen ver
que su precio es ridículo de cara al precio internacional. Como ayer, comparan el precio del agua con el de la
gasolina
, entre otros ejemplos”, asegura Carlos Hermoso, Doctor en Ciencias
Sociales y Secretario General (Adj.) del partido Bandera Roja.
“La verdad es que el gobierno,
como antes en el marco del bipartidismo, y luego de quebrar al país tras un
saqueo desenfrenado de buena parte del erario público, ahora debe recurrir a medidas que le permitan cuadrar las cuentas
nacionales
para cubrir el gasto y contar con reservas para garantizar los
ritmos de importación para satisfacer parte de la demanda interna de bienes y
servicios”, señala el economista.
Para el profesor universitario,
el gobierno de Nicolás Maduro, como habrían hecho los gobiernos anteriores, “implanta
un paquetazo mafioso que busca vender
activos del Estado (privatizaciones)
para
cubrir déficit
y mantener la solvencia frente a los acreedores”. Asegura
que no es Sidor ahora, sino Citgo, principal activo del Estado fuera de
nuestras fronteras.
El investigador de la
Universidad Central de Venezuela señala que este negocio le permitiría al gobierno
alcanzar varios objetivos. De una parte, hacerse de dólares para aumentar de manera contingente las
reservas internacionales
para seguir importando, y honrar parte de la deuda
próxima a vencerse y drenar algunos recursos para el fondo que busca cubrir parte del déficit fiscal.
El también dirigente partidista
alerta que es un hecho el que Estados Unidos marche aceleradamente hacia la
reducción de su dependencia de la importación de crudo. “Para este año ya
comenzó a exportar petróleo después de 40 años, también ha aumentado sus
exportaciones de gas”.
Explica Hermoso que “vender Citgo complace a los chinos ya
que el volumen destinado a Citgo, en el orden de los 450 mil barriles diarios, que
bien pueden ser desviados a China y así poder honrar compromisos contraídos a
cambio de los préstamos en buena parte a ser cancelados con petróleo”.
Paridad cambiaria
El economista detalla con
precisión que “como en gobiernos del bipartidismo,
Nicolás Maduro busca implantar una paridad cambiaria
que les permita
contribuir con la reducción del déficit fiscal”. Sin embargo, explica que en
esto los miembros de las distintas facciones de gobierno tienen contradicciones
que se desprenden de tres factores. Por un lado, eliminar o reducir
drásticamente el precio del dólar a 6,30 “les quita el negocio redondo que
realizan las mafias gubernamentales que, en connivencia con sectores de la  oligarquía importadora, al hacerse de dólares
a 6,30, importan con una parte de esos dólares solicitados mientras distraen el
resto para colocarlos en el  mercado
negro o contribuir con la fuga de divisas”.
Explica que “los
cálculos indican que en el último lustro
se han distraído alrededor de 70 mil millones de dólares en estas operaciones.

Cálculo que se desprende de una simple operación matemática: el volumen de lo
importado es inferior en ese monto con lo otorgado para tales fines. Además,
este monto se aproxima a la fuga de capitales en el mismo período.
En segundo lugar, señala que la
venta de lo importado en el mercado interno es muy superior al precio indicado en
el mercado venezolano para el producto importado. Hermoso asegura que se vende
muy por encima del 6,30. En tercer lugar, el investigador asegura que “acabar
con el 6,30 mermaría la capacidad de importación de productos chinos, lo que no
es del agrado de los asiáticos, ya que buena
parte de los préstamos que le han otorgado al gobierno es para importar bienes
chinos
. Nos prestan para que les compremos”, asegura. Finalmente, Hermoso
explica que frente a los acreedores, “sean chinos, rusos, o el Fondo Monetario
Internacional, el gobierno busca cuadrar
algunas cuentas
para mantener su capacidad de crédito”.
Advierte Hermoso que el caso
argentino es un alerta ya que “los llamados fondos buitre pueden actuar frente
a una restructuración de la deuda motivada por la calificación de riesgo país
ante los déficits y el comportamiento de algunas variables como inflación,
desempleo, caída del PIB, entre otros”.
¿Sentido común?
El Secretario General adjunto del
partido Bandera Roja, señala que los argumentos propagados por unos y otros
parten de señalar “un sentido común que cuadra
a la perfección con el interés oligárquico
. Se ‘sanean’ las cuentas,
tratando de mantenerse la orientación de afianzar la dependencia de Venezuela al capital financiero internacional,
afianzando, a su vez, su papel en la cada vez más clara división internacional
del trabajo. Por ello, se equivocan quienes afirman que no hay política
económica”.
Para Hermoso, estamos en
presencia de “medidas inscritas en el
más rancio liberalismo
. Fuera de estas medidas, no hay nada que indique un
cambien la orientación económica. Se equivocan quienes ubican que son medidas
que expresan el fracaso de un modelo que ha fracasado en otras partes, haciendo ver que se trata del socialismo,
cuando en verdad esta política es la expresión más clara del liberalismo
económico
que orienta e impone una división internacional del trabajo en
cual Venezuela juega el papel de proveedor de energéticos y otras materias
primas y e importador de bienes para satisfacer la demanda interna”.
Finalmente para Carlos Hermoso todo
indica que estas medidas “profundizarán
la crisis
. Se convierten en factores de destrucción de fuerzas productivas
y agudizarán la confrontación social”,
por lo que llama a “organizar al pueblo
y crear la organización popular
como alternativa de un nuevo poder donde se discuta un futuro basado en una democracia de las mayorías y de los sectores
nacionales
, que propone una economía productiva. Y el #CongresoCiudadano es la
alternativa inmediata para el impulso de un debate que derive en un proyecto de Reconstrucción Nacional que
se proponga una Nueva Economía para el
desarrollo.
Un plan acelerado de
desarrollo industrial y agrícola diversificado
que siente las bases para
alcanzar una revolución industrial como vía a la autonomía y soberanía nacional
productiva y agroalimentaria respetando
las distintas formas de propiedad
y brindando las mejores condiciones para
la producción”.
Prensa
/ JNH
Partido
Bandera Roja

 

Caracas,
9 de agosto de 2014

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here