No hay una pizca de duda en el magisterio de que sólo con el cese de la usurpación y el cambio político será posible recuperar el sistema educativo y la profesión docente de la catástrofe.

La dictadura de Maduro decidió confiscar los derechos laborales: el salario, la seguridad social y el bienestar de la familia docente, condenando a esta gran masa laboral a la pobreza y al hambre.

Su indiferencia e indolencia ante el reclamo de los trabajadores por recuperar sus reivindicaciones, refleja el talante inhumano y criminal del régimen que ejerce el poder a espalda de los ciudadanos. La respuesta a las demandas no han sido otras que el toreo, el ignorar y hacerse de la vista gorda ante el drama humanitario que atraviesa el maestro venezolano.

Al magisterio no le queda otra alternativa que desconocer al régimen, a la camarilla que le ha conculcado y desconocido sus derechos laborales y el derecho a una vida digna y de progreso.

Estamos convocando a cada maestro, a cada trabajador administrativo y obrero educacional, a cada representante y estudiante de cada institución educativa a organizarse para lograr el desenlace final de esta tragedia.

Los educadores venezolanos debemos ser los protagonistas en esta lucha, los que guíen al resto de los trabajadores y de la sociedad hacia la rebelión popular y democrática, en este tiempo no hay otro camino, ni otra alternativa que no sea la de rebelarse ante la dictadura.

De tal manera que desde ya hay que convocar en cada escuela, en cada institución educativa asambleas de educadores y trabajadores de la educación, asambleas de padres y representantes para conformar los Comités por los Derechos Laborales y Defensa de la Educación, y comenzar los preparativos para la gran huelga general, para las grandes movilizaciones y protestas que jamás se hayan visto y presionar para el cese de la usurpación.

Proponemos que cada comité esté integrado entre 3 y 5 trabajadores que hagan las labores de dirección, organización, comunicación, logística y seguridad en las instituciones y en las comunidades aledañas a éstas.

Estos comités deben incorporar a la lucha a todos los trabajadores y representantes que aspiren al cambio político, al retorno de la democracia en Venezuela y la reconstrucción de la educación. Deben estar articulado unos con otros, para coordinar acciones, porque juntos y unidos somos más fuertes. Cada comité debe estar enlazado al comité coordinador municipal y estos al regional y nacional, para unificar en una sola dirección, los esfuerzos para la victoria del pueblo y la derrota de la dictadura.

EL MAGISTERIO SE ORGANIZA Y SE REBELA CONTRA LA TIRANÍA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here