Ya sé que estás defiendiendo la cúpula podrida del PSUV, porque tú también la ves podrida. Pero ¿qué defiende hoy el pueblo que una vez confío sus esperanzas en ellos?

¿A un Presidente que no ha tenido éxito en nada de lo que se ha propuesto? ¿que ha perdido el respeto y la credibilidad? ¿A un Presidente que es la burla de todos, chavistas y opositores? Amigo chavista, hagamos un balance juntos.

El PSUV es hoy una cúpula de ladrones y corruptos, que se han enriquecido a costa del hambre del pueblo; dueños de mansiones, camionetotas, guardaespaldas y testaferros. ¿Y para ti qué? Una caja Clap y una beca de hambre. ¿Dime si es mentira?

Los líderes de la “revolución” son hoy unos seudosdirigentes que se hacen llamar socialistas y piensan, se comportan y viven como burgueses que además favorecen a banqueros e importadores transaccionales para hacer sus negocios. Tú lo sabes y si no me crees, revisa las ganancias netas de estos sectores económicos. Cifras oficiales. Te sorprenderás.

El Gobierno, con la mayor bonanza petrolera de la historia, está al borde de la quiebra, está hipotecando el futuro del pueblo para poder pagar los intereses de la deuda externa, por cierto, muchísimo más grande hoy que la dejada por la llamada cuarta República.

Un Gobierno que tiene que importar casi todo con lo que el pueblo se alimenta, porque la cúpula que gobierna ha quebrado la industria y la agroindustria nacional y las expropiaciones de empresas ya quebradas nunca produjeron ni medio. Mientras la Polar creció a expensas de apoderarse de todo el mercado que este falso socialismo abandonó, mientras le decía “pelucón”. ¿Es mentira esto también?

Los “revolucionarios” que hoy te piden que los defiendas, han hecho más dependiente al país de los imperialismos chino, gringo y ruso, y han entregado nuestras riquezas nacionales, han convertido a Venezuela en una zona de disputa entre esos imperialismos por apoderarse de nuestros recursos mineros y petroleros. Esto también lo sabes.

Este régimen ha llevado al 80% del pueblo a la pobreza y al hambre, ha enflaquecido hasta los huesos a millones de personas y ha tirado a otros miles a las calles a comer de la basura. ¿Puedes negar esto? Miles de niños desmayando de hambre en las escuelas, camarada, tú lo sabes.

Un sistema de salud y de educación en bancarrota. Hospitales y escuelas sin insumos y deteriorados, deserción escolar, enfermos muriendo de mengua, sin tratamientos ni medicinas, médicos y maestros mal pagados y empobrecidos. Dígame, amigo chavista, si es mentira.

Qué te puedo decir de la inseguridad. Defiendes a un Gobierno que no te garantiza la seguridad de tus bienes, ni de tu familia ni de tu vida. Que ampara y protege al delincuente, que promueve la impunidad y la estimula. Dime si es mentira, camarada. Dime, que tú que vives conmigo en el barrio y sabes que los principales jefes y sostenedores de bandas criminales son los comisarios y comandantes del CICPC, SEBIN, GN y PNB que se dicen “rojorojitos”. Sin contar que los dirigentes políticos y funcionarios del Estado que son quienes le dan beligerancia política y económica a estos delincuentes. Tu lo vives, camarada.

¿Es mentira que los principales bachaqueros son los generales, coroneles y mayores de nuestra fuerza armada, que venden a intermediarios las góndolas de azúcar, de arroz, de cabillas de café, etc. Que con aval del poder logran extraer a empresas e importadores? Sabes que no es mentira porque lo hemos padecido juntos.

Dime otra cosa, amigo chavista, ¿es mentira que cuando criticas o no estás de acuerdo con alguna decisión o posición política del Gobierno, o simplemente con lo que está pasando en tu comunidad y el país, te acusan de vende patria, traidor, vendido, etc? ¿eso es democracia participativa? ¿eso es respeto a las ideas, libertad de pensamiento y expresión? ¿verdad que no, Camarada? ¿Verdad que no existe autonomía del poder popular mientras éste dependa de las estructuras del Estado y del partido, que igual que en la cuarta, son lo mismo? ¿Esa es la “democracia” que usted defiende, camarada?

Dígame con la honestidad que caracteriza a los verdaderos revolucionarios, si la represión que cuestionamos de los 40 años de bipartidismo no es la misma de hoy, y exponencialmente mayor, si le sumamos la violencia que practican contra el pueblo los grupos de colectivos y paramilitares que tú y yo sabemos que existen, y que la propia dirigencia del PSUV reivindica y asusa contra el pueblo en momentos de luchas sociales y políticas.

Dime, en fin, para no tratar otros asuntos de la crisis general de la sociedad, si este estado de cosas es la que tú defenderás este 19 de abril, día de reivindicar la libertad y la independencia nacional.

Creo que al final del balance nos dejaron sin independencia, ni soberanía, ni socialismo, ni democracia, ni poder popular. Solo mentiras y más mentiras.

Tú decides, camarada, si sigues engañandote y sirviendo a la farsa, o te sumas a la rebelión democrática para abrir causes a la verdadera revolución por venir…

Tu amigo y camarada, Marlon.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here