Los venezolanos nos enfrentamos a un nuevo reto y a nueva maniobra del régimen dictatorial. Luego de reprimir a sangre y fuego las protestas de calle contra el golpe de Estado que rompió el hilo constitucional y contra la imposición de una espuria y fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, pretende la dictadura madurista con chantaje y terror que no asistamos a la contienda electoral. Pero allí también vamos a hacerle frente como luchadores y demócratas que somos, y seguros estamos de que el 15 de octubre el pueblo le infligirá una soberana derrota a quienes han edificado esta catástrofe que sufrimos todos los venezolanos.

El estado Miranda ha sido un bastión de resistencia frente a los desafueros, arbitrariedades y represión de los últimos años. Nuestra gente mirandina le ha dado un parao a muchos de los principales líderes de este nefasto régimen: Grúber Odremán, William Lara, Elías Jaua y Diosdado Cabello mordieron el polvo de la derrota en nuestro suelo. Y ahora le corresponderá a un “delfín” de las mafias gobernantes, uno que parece joven pero que defiende las políticas de hambre, miseria, ruina y destrucción que se aplican contra el pueblo. El mismo que siendo ministro de Educación embaucó a los educadores y su contrato colectivo y en las otras funciones de Estado ha sido un títere de las políticas populistas y tramposas que juegan con el hambre y el dolor de las gentes más humildes.

Los sectores democráticos, quienes pugnamos por un cambio político hacia el progreso, el desarrollo y la justicia social en Venezuela, vamos a apoyar a CARLOS OCARIZ para que la Gobernación de Miranda siga siendo un punto de apoyo en la lucha por el cambio político en el país. Su experiencia como luchador social y político nos lleva también a solicitarle que enfrente el reto de una administración que ha sido agobiada y torpedeada desde el Ejecutivo Nacional, negando los recursos necesarios para atender los requerimientos y compromisos laborales y montando una “gobernación paralela” con el doble del presupuesto con que cuenta la gobernación legítima. Reunir las mejores voluntades para enfrentar este reto político y administrativo será una necesidad, a la par que la atención de los graves problemas de los mirandinos debemos hacerla a la luz de un programa de Reconstrucción Nacional con ascendencia regional.

Por último, como el TSJ arbitrariamente nos confiscó nuestra tarjeta de BANDERA ROJA desde el año 2013, hemos decidido respaldar a CARLOS OCARIZ llamando a emitir el voto en la tarjeta que tenga al candidato, como una opción de respeto a la amplitud, la solidaridad y la perseverancia tan necesarias entre quienes compartimos esta dura lucha contra este régimen despótico y dictatorial.

¡El 15 de octubre Miranda se hará respetar!
¡Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha!
¡Abajo la dictadura!

AUDIO:

Comité Político Regional de Miranda
BANDERA ROJA (resistencia)
Caracas, 22 de septiembre de 2017

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here