Al menos 28 ciudadanos han sido asesinados en las últimas 48 horas. Las protestas, que ya no son por “el Clap” o “los salarios” como algunos habían dicho, han adquirido una dimensión política y el asunto del poder comienza a ser debatido ampliamente por los venezolanos. La consigna de “todas las luchas una sola lucha” comienza a hacerse realidad y la demanda se concentra finalmente en lo fundamental, el poder político, secuestrado momentáneamente por la mafia chavista madurista.

El usurpador Nicolás Maduro ha dirigido la cruenta represión a la que se ha habituado, principalmente contra los sectores populares. La represión hoy toma un matiz distinto. Perdieron el pueblo que ahora, rebelado ampliamente en su contra, padece las patadas de ahogado que da el régimen chavista en su agonía. Las fuerzas policiales y militares leales a Maduro han optado, desesperadas, por utilizar armas de guerra en las últimas horas. Los primeros muertos de estas aciagas horas tienen heridas de bala. Pero quienes cumplen esta función asesina, tienen responsabilidad directa y no estarán exentos de responsabilidad penal y de justicia.

Solo en Caracas, Bolívar y Barinas hay al menos cuatro fallecidos en cada entidad. En Amazonas, Táchira y Monagas se registraron oficialmente dos personas muertas en cada uno, mientras que en Vargas, Yaracuy y Sucre se confirmaron hasta ahora tres casos de manifestantes asesinados en medio de las protestas contra la dictadura.

Desde Bandera Roja denunciamos la abyecta complicidad de los órganos del Estado llamados a preservar los DDHH, y su responsabilidad penal y de justicia por su omisión, y denunciamos que los manifestantes asesinados son principalmente de sectores populares.

Este lamentable saldo de asesinados también refleja que el activismo popular comienza a destacar en la lucha para restablecer la democracia y para salir de este régimen, que lo somete al hambre y al empobrecimiento. La consigna en los barrios del país hoy es ¡Fuera Maduro, Fuera el Usurpador!

Urge decir que los culpables y responsables directos de estos asesinatos, son los represores. Las manifestaciones son violentas cuando reciben como respuesta la represión. La violencia es ejercida claramente por las fuerzas leales a Maduro y esto es fundamental decirlo, incluso denunciarlo desde las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos que luchan por la justicia y la verdad.

Llamamos a las instituciones militares y policiales a no prestarse para este tipo de acciones que acarrean responsabilidad individual penal y que jamás prescriben.

Bandera Roja llama a mantener la lucha de calle, popular, y mantiene su llamado a reconocer el mandato constitucional de Juan Guaidó como Presidente interino de Venezuela bajo el amparo de su condición de Presidente de la Asamblea Nacional, de acuerdo a lo que establece el artículo 233, 333 y 350 de la constitución. En el nuevo Gobierno de Unidad Nacional tendremos que hacer justicia. Las muertes de nuestros compatriotas no será en vano. Venezuela se acerca a su liberación.

Ahora le toca al pueblo | Rebelión y Reconstrucción

Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha
Abajo la dictadura

Bandera Roja (resistencia)
Caracas, 24 de enero de 2019

http://banderaroja.com.ve/declaraciones/bandera-roja-invita-a-las-fan-a-reconocer-a-guaido-como-presidente-interino-de-venezuela

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here