ENTREVISTA A CARLOS HERMOSO

Un metal descubierto en las faldas del Orinoco y que el gobierno de Nicolás Maduro no promociona, suma relevancia a Venezuela frente a las principales economías del mundo. El rodio oculto y no explotado mantiene al país en la mira de potencias como India y China, que demandan el recurso para sus industrias farmacéuticas y automotrices

.

Venezuela, país con las mayores reservas de petróleo del mundo, suma a su lista un nuevo recurso codiciado por potencias extranjeras: el rodio. El metal es más caro que el oro por su extracción y procesamiento. Una onza de rodio se ubica en un aproximado de 1.300 dólares.

Pero los yacimientos que se encontraron de rodio en las faldas del río Orinoco son “secreto de Estado”, asegura el economista y profesor universitario Carlos Hermoso. La nación latinoamericana tiene “grandes cantidades” de rodio, explica Hermoso, lo que el gobierno de Nicolás Maduro no ha comunicado públicamente. Mientras India y China, los mayores demandantes del metal en el mundo, lo usan en la industria farmacéutica y automotriz, en Latinoamérica se esconde un tesoro que agrega relevancia al país en el escenario geopolítico.

“Estamos en un momento en el cual las disputas (entre potencias) se agudizan y Venezuela, en este contexto, es el terreno en el cual pudiese haber una confrontación”, argumenta el también subsecretario nacional de Bandera Roja.

La importancia estratégica de Venezuela se incrementa con la tenencia de rodio, pese a no haberse divulgado a la opinión pública. Con una demanda del metal en ascenso, el foco de las principales economías mundiales se mantiene al norte de América del Sur, ya en el ojo del huracán por la crisis política, economía y social que viven los venezolanos. El director de El Pitazo, César Batiz, conversó con Hermoso sobre el rodio y su papel en la política internacional.

–César Batiz: ¿Qué es el rodio y por qué ese interés que pudiera generar en la geopolítica internacional, teniendo como centro a Venezuela?

–Carlos Hermoso: El rodio es un metal que está en proceso de extinción en el planeta. Es muy difícilmente reciclable. Se usa en la industria farmacéutica y automotriz. El costo de su rescate es tres veces su producción, por lo tanto, se deshecha lo que se utiliza sobre todo en la industria farmacéutica.

El principal demandante desde el punto de vista cuantitativo es la industria automotriz, como catalizador, reductor de emisiones contaminantes, en primer lugar. Pero desde el punto de vista cualitativo, la industria que más requiere de rodio es la farmacéutica. Las moléculas son quirales, así como una mano encima de la otra no calza, sino que tiene que girar una de las manos para que empalmen. Algo similar sucede con las moléculas del cuerpo humano. El medicamento tiene que ser lego, la nomenclatura en el campo de la química que es lo que permite que esas moléculas medicamentosas se adapten al organismo y cumplan su efecto de sanación.

–CB: ¿Cómo sabe usted que se encontró un yacimiento de rodio en Venezuela?

–CH: Hay informaciones. Esto es secreto de Estado, me dijo uno de los informantes. La cantidad es grande. El rodio no se encuentra en una mina, una veta. Eso no existe, porque el rodio es un sucedáneo de otros metales. Viene con platino en el caso de Sudáfrica, que es el mayor productor de rodio del mundo. Produce alrededor del 80% del rodio en el planeta. Otro 16% lo producen los rusos. En el caso de Rusia, es un sucedáneo del níquel.

–CB: En el caso venezolano, ¿cómo sería?

–CH: Es una de las cosas que están investigando. Queda en una de las faldas del río Orinoco. Están indagando, pero la cantidad de yacimientos que encontraron es de muchísima significación.

–CB: ¿Por qué es más caro que el oro?

–CH: Primero, es un metal cuya producción no es sencilla. Lo que determina el valor de una mercancía, en este caso de este metal, es la cantidad de trabajo que se tiene que producir para extraerlo y, posteriormente, para procesarlo. Pero se agrega otro elemento: la demanda. Hay una gran demanda de rodio. Estamos hablando que la gran demanda de rodio sería de los dos principales productores de productos farmacéuticos, que son India y China, en ese mismo orden, y en segundo lugar Alemania, Estados Unidos. La demanda de rodio es muy, pero muy grande. Estamos hablando de una industria con un porcentaje de significación de PIB mundial, a escala planetaria, pudiéramos ubicarlo alrededor del 1.5 del PIB mundial. Eso es desde el punto de vista económico, pero desde el punto de vista humano, de lo que significa el medicamento en el mundo entero, hace que la demanda sea todavía mayor, porque es insustituible. El rodio es insustituible.

–CB: Usted decía en su artículo que el rodio ha llegado a costar hasta 10 mil dólares la onza.

–CH: Sí. Actualmente, está en el orden de los 1.300 dólares la onza, según un dato que conseguimos en internet. Estamos hablando de que la onza de rodio es tres veces más el precio de la onza de oro.

–CB: ¿Tiene idea de cuánto pudiese significar eso para el país en caso de explotarse este rodio industrialmente?

–CH: No tenemos la información de cuánto es la cantidad. La información genérica que tenemos es que se trata de una cantidad muy grande.

–CB: ¿Y el impacto de su explotación?

–CH: No es tan grande, si está localizado en esa zona que nos indicaron. No es tan grande el impacto como sí lo es en otros recursos, como el caso del torio, del tantalio, del coltán. En fin. En ese caso sí estamos hablando de unos efectos enormes que tienen en el ambiente. En el caso del rodio, por el sitio donde está localizado, estamos hablando de muchas hectáreas, pero no habría mayor impacto ambiental.

–CB: ¿Qué significa este hallazgo en la geopolítica internacional con Venezuela como centro de esta geopolítica?

–CH: El metal se agrega a otros componentes, otros elementos, que tienen una importancia estratégica muy grande. En el caso del torio, estamos hablando de un recurso localizado principalmente iniciando el impacto en el arco minero, en el estado Bolívar, en las faldas del cerro, se consigue el tantalio. El torio es la energía del futuro, como dicen algunos. China tiene un proyecto que debería culminar a la vuelta de seis, siete años, de cambiar su planta energética de carbón y petróleo a torio. Serían plantas nucleares, pero con este nuevo recurso. Venezuela está en el orden del tercer productor de torio del planeta; el primero es India. Venezuela tiene una naturaleza estratégica en el caso de ese elemento. En segundo lugar, el oro, que tiene una gran importancia estratégica en este momento, sobre todo porque los signos monetarios se están fortaleciendo por la tenencia de oro. Se calcula que China ya tiene alrededor de 30 mil toneladas distribuidas en su territorio. India es el segundo demandante de oro. Estamos hablando de los signos monetarios más sólidos que hay en estos momentos en el planeta, el yuan y la rupia. El rublo ruso también se ha fortalecido. Rusia fue el principal comprador en el año 2018 con 250 toneladas de oro que adquirió. Aparte de eso, es el segundo productor de oro del planeta. Estados Unidos también hace lo suyo. Cada potencia imperialista está fortaleciendo su signo monetario. Venezuela tiene muchísimo oro.


El rodio se está agregando, se está anexando a estos recursos de tanta importancia estratégica en un momento en el cual pasamos de la fase de la negociación de los imperialismos a la confrontación. Venezuela está en el medio

Carlos Hermoso, economista y profesor universitario


Además, la cantidad de coltán que hay en Venezuela es incalculable. Gente que más o menos conoce la materia establece que hoy en día se puede producir alrededor de cuatro millones de dólares en coltán y con un tantalio que es altamente concentrado. Tiene un alto tenor en relación con la producción de coltán en otros países del mundo. Hablamos de elementos que son de naturaleza estratégica, que tienen que ver con la guerra de divisas, con la revolución científica tecnológica, con el cambio de la planta energética de China –primer productor de energía del planeta– en un contexto en el cual la rivalidad interimperialista se ha incrementado porque cada país busca ampliación de sus mercados, materia prima barata, esas cosas que son naturales y que han conducido a guerras, confrontaciones de bastante significación. Venezuela no es cualquier país. El rodio se está agregando, se está anexando a estos recursos de tanta importancia estratégica en un momento en el cual pasamos de la fase de la negociación de los imperialismos a la confrontación. Venezuela está en el medio.

B: ¿De qué manera esto puede influenciar esta disputa que tenemos entre un sector, representado por Nicolás Maduro, y el otro, por Juan Guaidó?

–CH: Bueno, detrás de cada quien está un imperialismo u otro. Las últimas declaraciones del gobierno chino, si mal no recuerdo, este lunes pasado, fueron muy enfáticos en afirmar que América Latina no era patio trasero de nadie. En lenguaje diplomático, lo que están diciendo es que ahora América Latina es su patio trasero. Hay cosas de la economía que no podemos esconder. China es el principal acreedor del planeta por encima del Fondo Monetario Internacional (FMI). Hace cosa de dos años, Christine Lagarde, presidente del FMI, estableció que teníamos que acostumbrarnos a la idea de que la sede del FMI se iba a trasladar a Shanghái. Recordemos que la sede del FMI se ubica en aquel país que sea el principal acreedor y tenedor de votos en el Fondo, y eso significa que tenga la mayor cantidad de derechos especiales de giros y otorgamientos de créditos.


…hay que reivindicar las banderas de la soberanía, la autonomía, de nuestras decisiones, porque de lo contrario vamos a ser lo que plantee un imperialismo o lo que plantee otro

Carlos Hermoso, economista y profesor universitario


En este caso es China, que está galopando rápidamente a colocarse en la supremacía. Estamos en un momento en el cual estas disputas se agudizan y Venezuela, en este contexto, es el terreno en el cual pudiese haber una confrontación. Eso tenemos que unirlo a que Trump cambió la política estadounidense. Del liberalismo, Estados Unidos se ha convertido en el paladín del proteccionismo junto a Inglaterra, con aquello del Brexit. Hay un cambio importante en la política mundial que tiene que ver con cambios de condiciones objetivas de cada potencia imperialista. Repito, en este contexto Venezuela está en el medio. Más que nunca hay que reivindicar las banderas de la soberanía, la autonomía, de nuestras decisiones, porque de lo contrario vamos a ser lo que plantee un imperialismo o lo que plantee otro.

–CB: Ustedes desde Bandera Roja han sido muy críticos al gobierno de Maduro. ¿Existe la posibilidad de una transición o de que Maduro se perpetúe en el poder?

–CH: Estamos en una circunstancia en la cual hay convicción de muchos factores políticos de la oposición de que estamos obligados a desalojar a Maduro de todas, todas. Nosotros hemos planteado la rebelión popular, democrática, porque el camino electoral está totalmente truncado. El gobierno, si no tuviese ese apoyo de China, Rusia y también de India –principal demandante de rodio del mundo– es lo que lo tiene envalentonado. En otras circunstancias, este es un gobierno que hace rato hubiese caído.

B: Según Carlos Hermoso, no son los militares, sino Rusia, China, India, ¿y no es Cuba?

–CH: Cuba es un peón, un operador, como dicen en el argot ahora, pero Cuba no es una potencia financiera, no es demandante de nada. Cuba no es un país industrializado, no otorga créditos a Venezuela, no brinda tecnología.

–CB: ¿Y los militares venezolanos a los que ha apostado quebrar para lograr el cese de la usurpación, como dice el presidente de la Asamblea Nacional?

–CH: Hay una cúpula de militares que está comprometida con el Gobierno porque está comprometida también con la economía, pero eso no significa que la base, la oficialidad en su conjunto, esté con el Gobierno. La mayoría de la oficialidad venezolana está contra el madurismo, lo que pasa es que dentro de la Fuerza Armada hay un clima represivo brutal. En eso sí puede jugar un buen papel los cubanos, pero los mecanismos de inteligencia, de utilización de tecnologías e inteligencia, son cosas de factura china o rusa, que son artífices en la materia.

–CB: ¿Para que vinieron los rusos a Venezuela, dirigidos por el mayor general Vasilly Tonkoshkurov?

–CH: La batería misilística que tiene Venezuela es la mejor de América Latina. Una de las cosas que inhiben al ejército colombiano de meterse con el ejército venezolano no es la capacidad que tenga su Fuerza Armada. En el caso de las Fuerzas Armadas colombianas que tuvo muchísimos años y tiene todavía combate con la guerrilla, que eso le ha dado bastante entrenamiento, pero no tiene la batería misilítica que tiene Venezuela. De tal manera, que los rusos vinieron a actualizar, entrenar, darle uso más efectivo a esa batería misilística que, te repito, son las mejores de América Latina.

Escrito por Andrea Tosta.

Entrevista realizada por El Pitazo y César Batiz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here