La institucionalidad y la autonomía universitarias son atacadas, de nuevo, por un régimen que no respeta la voluntad de los estudiantes ni del pueblo. Abandonados por la legitimidad y el respaldo popular, solo les queda recurrir a la fuerza y al atropello.

La nueva pero manida sentencia del Tribunal Supremo de Justicia contra las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo, TSJ cuya legitimidad queda una vez más en entredicho, solo demuestra la debilidad de la dictadura y su miedo ante la creciente organización del sector estudiantil. Pretenden incorporar a la Universidad de Carabobo como parte de sus instalaciones de represión política.

La Unión de Jóvenes Revolucionarios expresa su solidaridad con el compañero Marlon Díaz y con los demás miembros electos bajo el sistema autónomo y legal de la universidad. Ellos son los únicos reconocidos por la comunidad ucista y por los estudiantes venezolanos que creen en la democracia.

#AbajoLaDictadura

Secretariado Nacional de la Unión de Jóvenes Revolucionarios @UJR_BanderaRoja

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here