Hastiadas del hambre y la miseria, las mujeres encabezamos en todo el país las protestas contra el régimen. Somos el 70% de los pobres de Venezuela. Exigimos comida, salud, seguridad; reclamamos educación, vivienda, trabajo y salarios dignos. Nos ha tocado pelear por el derecho a votar y que se respete nuestra elección; a opinar y estar informadas; a manifestar sin ser perseguidas. Ni una sola de estas demandas ha sido atendida. Mucho menos las reivindicaciones históricas del movimiento de trabajadoras, donde destaca el derecho a la equidad en el trabajo y los salarios. Al contrario, la respuesta ha sido más violencia, amenazas, represión, cárcel y muerte.

Al robarnos el referendo revocatorio el régimen cerró las posibilidades de avanzar por la vía electoral. Con el TSJ como arma secuestró las potestades que la Constitución le reserva al soberano. Ya no podemos esperar nada de esta dictadura de mafias que tomó el mando del Estado. La crisis devora a Venezuela y nos han negado hasta la ayuda humanitaria ofrecida por la Iglesia Católica y por varios países. Ahora solo nos queda bregar por su retirada, porque abra paso y nos deje reconstruir el país. Existen los recursos materiales y humanos suficientes para alcanzar el desarrollo y bienestar de la población.

El cambio político es indetenible y las mujeres estaremos al frente de la rebelión democrática que se avecina. Lograr la unidad de los sectores sociales para la acción y dotarnos de un proyecto de país son temas prioritarios que habrá que debatir en asambleas en cada rincón de Venezuela. Organizar el descontento en comités por el cambio permitirá que cada una de nosotras se destaque al fin en la dirección firme, honesta y consecuente de la lucha.

¡Ahora le toca al pueblo!

#MujeresContraElHambre

#AbajoLaDictadura
#RebeliónDemocrática

Venezuela, 8 de marzo de 2017
Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras
Comisión Nacional de Mujeres
Partido Bandera Roja

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here