Los afiliados al IPASME tienen tres meses sin poder solicitar ni procesar ningún tipo de crédito, ya sea éste personal, refacción o hipotecario. También están congelados todos los procedimientos y trámites administrativos de cobranzas, nuevas afiliaciones y beneficios interconvenio.

Lo grave del asunto es que la Junta Administradora de la institución de previsión social del magisterio, mantiene un silencio irresponsable y no da la cara para explicar la causa de tal parálisis que afecta a más de 500 mil beneficiarios.

Se logró conocer de voz de los propios trabajadores, que la inoperancia administrativa se debe presuntamente a una falla prolongada del sistema operativo en la sede principal lo que tiene prácticamente de paro administrativo a todos sus trabajadores ya que desde que se presentó esta situación están sin hacer nada.

Desde la Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados de la Región Capital, le exigimos a la Junta Administradora del IPASME solución inmediata a esta parálisis que afecta el goce de los beneficios sociales de los trabajadores de la educación. La situación se agrava más porque existe el riesgo de anulación de miles de solicitudes de créditos hipotecarios y de refacción que están en trámite, hasta el punto que muchos trabajadores de la educación pueden perder cuotas iniciales y negociaciones ya adelantadas en la adquisición de viviendas. Frente a este posible daño patrimonial al trabajador, el IPASME debe responder resarciendo los posibles daños causados a quienes puedan verse envueltos en esta situación donde el único responsable es la autoridad administrativa del IPASME.

Así mismo solicitamos a las autoridades competentes su avocamiento en la investigación de esta irregularidad, que además de afectar a todos los trabajadores de la educación, pudiera causar daño patrimonial a la institución.

Pedro García
Presidente de la Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados de la Región Capital
ASOCEJUPRC

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here