La rebelión democrática que desde hace mas de dos meses protagoniza el pueblo venezolano ha conllevado a que la dictadura desate una campaña de odio contra todo aquel que proteste, que exija en la calle la restitución de la democracia y que las mafias salgan del poder. Esta campaña ha sido dirigida sin discriminación a toda la población. En esta oportunidad el objetivo es Bandera Roja y algunos de sus dirigentes. Así, se desata esta campaña desde el canal del estado VTV y la red social tuiter. Diosdado Cabello en su programa de TV menciona a Fabricio Briceño, dirigente político de Bandera Roja en Los Teques y ordena a sus esbirros a que lo sigan y detengan. En tuiter se estimula la persecución y la detención de Jesús Hermoso por el solo hecho de ser dirigente nacional de nuestra organización, así como a exmilitantes de Bandera Roja, como puede evidenciarse en la imagen.

 

El mas reciente ataque hacia Bandera Roja ha sido a Gabriel Blanco, empleado del sindicato de trabajadores de la Asamblea Nacional. A Gabriel se le acusa de haber disparado a unidades militares que reprimieron en El Valle las manifestaciones populares en rechazo a la dictadura como se puede observar en la  imagen al lado derecho. Es claro que el objetivo de esta campaña contra Gabriel es que sea perseguido y detenido, ya sea por los cuerpos de seguridad o por los colectivos paramilitares del chavismo que actúan bajo la protección de la GN. Es público y notorio que nuestros camaradas participan en las masivas manifestaciones que desde hace dos meses plenan las calles de Caracas y que lo hacen en el marco de la constitución y en el ejercicio de sus derechos políticos, a diferencia de los esbirros de la dictadura que actúan fuera de toda legalidad y constitucionalidad, teniendo como resultado asesinatos, heridos y detenidos.

La dictadura muestra su catadura fascista al desatar esta campaña de odio contra el único partido socialista y revolucionario que desde 1998 y sistemáticamente ha desenmascarado el proyecto chavista como una estafa. Como en el pasado bipartidista, la dictadura usa la mentira para desprestigiar a Bandera Roja porque sabe de las simpatías que tiene en vastos sectores de la población, en virtud de su posición irreductible y consecuente en el enfrentamiento a  Nicolás maduro y su dictadura y del papel que ha cumplido en la rebelión democrática del pueblo.

Hacemos responsable de la integridad física de Jesús Hermoso, Gabriel Blanco y Fabricio Briceño a Nicolás Maduro, al Ministro de la Defensa y al Ministro del Interior y Justicia, quienes son los que ordenan la ejecución esta infame y fascista campaña de odio contra nuestra militancia.

Agradecemos los gestos de solidaridad que desde distintos sectores sociales y políticos hemos recibido.

Sépase que seguiremos en la calle, desenmascarando a este régimen fascista, acompañando las luchas del pueblo venezolano. No descansaremos para contribuir con la salida necesaria de este régimen dictatorial. El pueblo sabe que esta campaña de odio y amedrentamiento no tendrá efectos en nuestra militancia que seguirá estimulando la movilización y la organización popular para llevar a la victoria a la rebelión democrática e iniciar la reconstrucción nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here