Una vez más nuestra casa de estudios es agredida por sectores vinculados al régimen que mal gobierna el país. La estocada esta vez no se ha intentado por la vía presupuestaria o la intervención legal como de costumbre se produce, sino que ejecutaron una acción coordinada y directa, usando la violencia intimidatoria y fascista como instrumento de hacer política, como es su vocación, la vocación del primitivismo, de lo reaccionario, de los sin razón, de los sectores que al verse desesperados por su poca inserción social, descredito y carencia discursiva dentro de la universidad, proceden no solo con el amedrentamiento acostumbrado sino que amplían su expediente con formas delictuales, que hacen victimas a los estudiantes, los trabajadores, los profesores y hasta a las propias autoridades responsables del desarrollo del NURR.

Esta situación no debe sorprender, porque desde hace días y en el marco del conflicto presentado por la justa lucha de defensa del pasaje preferencial estudiantil, se ha logrado conformar un amplio frente de base entre sectores antiguamente antagónicos pero pertenecientes a los sectores oprimidos del pueblo, los estudiantes y los transportistas, desde Noviembre en vaivenes enfrentados; logrando avanzar para reclamar juntos esos derechos e incluso con disposición a impulsar propuestas de ley de pasaje preferencial estudiantil, la respuesta de los sectores del Gobierno es la de querer sabotear dicho acuerdo, quemando unidades o intentándolo, haciéndole el juego al axioma de dividir para vencer, esta situación del 21 de Febrero degeneró en la agresión contra parte de la comunidad y el recinto universitario, luego de un llamado conjunto a la protesta, estos sectores plenamente identificados, valiéndose de su cercanía con operadores del Gobierno y alardeando de su total impunidad, auspiciaron de manera calculada que las instalaciones de la Villa Universitaria amanecieran cercadas por las Fuerzas represivas del estado, generándose un enfrentamiento entre estudiantes y la policía, situación esta aprovechada por los sátrapas y esbirros para dirigirse con su propio plan en desarrollo a las instalaciones universitarias portando armas largas y proceder de manera miserable y cobarde a robar a algún personal profesoral y alumnos, e intentando quemar el vicerectorado del NURR, todo esto mientras los policías mantenían ocupados a los estudiantes que hacen vida en nuestra casa de estudios.

El nivel de coordinación entre la policía y los perpetradores de estas acciones es claramente evidente, mientras los primeros reprimían en los exteriores de la Villa Universitaria a los estudiantes, el segundo equipo armas en mano, con total impunidad y sin resistencia (ya que los movimientos estudiantiles trataban de mediar en la confrontación generada con las FAPET) robaba y aterrorizaba en lo interno del NURR; esos sectores ya advertimos son operadores pagos a comisión de servicio de intereses que no desean la unidad del pueblo para reclamar sus derechos, estos sectores actúan como “camisas pardas”, como bandas parapoliciales y fascistas para sembrar terror dentro de nuestra casa de estudios. Estos sectores son los mismos que atracan y auspician la alta tasa de criminalidad que enfrentamos en la ULA, estos sectores deben ser señalados y combatidos, no se debe tolerar más impunidad.

Nos solidarizamos con los compañeros y profesores agredidos y “atracados”, en especial con los compañeros de los movimientos estudiantiles amenazados por los fachos al final de la jornada, con la certeza de que dichas acciones serán rechazadas no solo por la comunidad universitaria sino por el pueblo en general que está cansado de tanta impunidad y advertimos que cualquier acción contra los luchadores estudiantiles será repudiada y responsablemente respondida.

FUERA LOS FASCISTAS Y LADRONES GOBIERNEROS DE LA UNIVERSIDAD!
ULA NURR

@UJRULA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here