Si algo podemos tener seguro los trabajadores, es que la continuidad del régimen de Maduro es garantía plena de mantener y agravar las condiciones de miseria, hambre, desamparo y desolación que sufrimos los venezolanos. El anuncio del pasado lunes, 27 de abril, que fija el ingreso mínimo (salario sumado al bono alimentario) en 800 mil bolívares —un poco más de 4 dólares al mes, por ahora— no solo es una burla hacia los asalariados que sufren los embates de la crisis generalizada en todos los ámbitos de la vida cotidiana, sino que es una acción que demuestra el alto grado de deshumanización de la mafia gobernante, que en medio de la pandemia de Covid-19 es capaz de hacer morir de hambre a parte de la población con el único fin de mostrar su capacidad militar-policíaca de recluir o encarcelar en sus casas a la gente con la excusa de evitar el contagio (aun cuando el distanciamiento es una medida médico-sanitaria que debemos acompañar), pero principalmente con el deseo de contener las protestas cada vez más visibles y numerosas contra sus nefastas políticas económicas y la ausencia de las cosas más básicas para vivir: agua, electricidad, comida, gas doméstico, gasolina…

Para Maduro y su camarilla lo principal es ganar tiempo en el poder, así sea a costa de la total destrucción del país, así sea extremando la represión, el encarcelamiento, tortura y muerte de quienes les adversamos y de que quienes osen protestar o levantar una voz disidente, así sea suprimiendo aún más los derechos y las libertades democráticas en estos tiempos de pandemia. La decisión sobre salario mínimo es también una vulgar y descarada agresión contra los trabajadores, especialmente quienes laboran en la administración pública, cuando la comparamos con la fijación del precio máximo en dólares a 27 productos de la dieta básica: los 800 mil bolívares no alcanzan a cubrir ni el 2,5 % del valor de la canasta alimentaria para el mes de marzo (según cifras de Cendas-FVM). Esto si partimos de que los trabajadores solo comen. Y para los jubilados y pensionados la situación es mucho peor, pues sus gastos en medicamentos y atención médica se han elevado enormemente.

Bandera Roja considera que tanto engaño, burla y deshumanización nos obliga a exigir de manera perentoria la conformación de un Gobierno de Emergencia Nacional que ponga fin a la usurpación de Maduro en el poder Ejecutivo. Es hora de que Juan Guaidó y la Asamblea Nacional constituyan un Comité Unitario, lo más amplio y funcional posible, con presencia de todas las corrientes políticas y sectores sociales del país, para estructurar desde ya las bases de ese nuevo poder que no solo atienda la emergencia que significa la pandemia para la sociedad venezolana, sino que también se adelante a organizar un plan inmediato para la reconstrucción de nuestra economía y para la atención de la crisis humanitaria compleja que desde hace varios años padecemos los venezolanos.

Dejar que continúe Maduro y su camarilla gobernante es permitir que la muerte y la desolación sean el futuro seguro para Venezuela. La rebelión del pueblo contra esta ignominia debe tener la inteligencia de dirigir sus fuegos hacia los verdaderos causantes de esta tragedia y tomando en consideración las precauciones de salud que nos impone la pandemia que hoy sacude al mundo.

¡Fuera la dictadura de Maduro y su camarilla!
¡Unidad para reconstruir nuestra patria!
¡Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha!

Dirección Nacional
BANDERA ROJA (resistencia)
Caracas, 29 de abril de 2020

2 Comentarios

  1. Me parece que hay bastante exactitud en el análisis , y es necesario una salida con caracter de urgencia para buscar una salida sin mayor trauma de la que ya estamos viviendo y mayoritariamente las personas de muy bajos recursos.

  2. Muy bueno el comentario,lo que mas me gusto,fue que dice la verdad sin ofender a nadie.Yo estoy seguro que un 80% de este pais, o quizas mas, esta de acuerdo con este comentario,y quisiera que se haga realidad,pero el gran problema del venezolano,consiste en que tenemos a unos militares que se estan lucrando de lo poco que pueda quedar en este pais,y son ellos los sostienen a estos señores en el poder.Lo que mas me preocupa,es que todo esto,vaya a terminar en una tragedia,por que como lo han dicho muchos de los que hoy mandan en este pais:QUE A LAS BUENAS NO DEJARAN EL PODER,lo se que ve es que tendra que haber una mortandad,para que ellos se separen de ese poder.Dios a de querer que no sea asi y salgamos este problema lo mas pronto posible

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.