La Unión de Trabajadores Revolucionarios (UTR) condena enérgicamente la intensificación de acciones represivas de la dictadura mafiosa contra los trabajadores y su dirigencia. La detención arbitraria de  Rubén González y otros dirigentes sindicales de la zona de Guayana esta madrugada, luego de participar en una protesta en rechazo al paquetazo de Maduro y en defensa de los contratos colectivos, constituye un acto más que se suma a la larga lista de eventos represivos contra los trabajadores y son expresión de la criminalización de la protesta sindical y popular, hechos totalmente ilegales violatorios de los derechos humanos establecidos en nuestra constitución y en las normas internacionales suscritas por el estado venezolano en la materia, lo cual muestra la auténtica naturaleza de la política del régimen en contra de la clase trabajadora y deja en evidencia la falsedad de su discurso.

El secuestro de Rubén González, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera, y su sometimiento a la jurisdicción militar es el el resultado del hostigamiento sistemático que desde hace tiempo se desata contra él y otros dirigentes de las empresas básicas de Guayana por mantenerse firmes en defensa de los intereses de la clase obrera y los trabajadores en general. Esta persecución es un evento absolutamente írrito y arbitrario, inscrito en una escalada represiva que cuenta con un tinglado de supuesta justicia, totalmente corrupta y rendida a los caprichos dictatoriales de la cúpula del PSUV.

Denunciamos ante los trabajadores de Venezuela y la opinión del mundo civilizado este ensañamiento contra este líder de la clase obrera. Advertimos que Rubén González se encontraba en perfectas condiciones físicas y mentales cuando fue secuestrado por la Guardia Nacional, de esta forma salimos al paso a cualquier patraña que se pueda cometer contra Rubén y el resto de trabajadores secuestrados junto a él en Anaco, ya que hay suficientes evidencias de que este régimen no tiene escrúpulos para desaparecer, torturar y asesinar a líderes del movimiento sindical y popular que luchan en la calle en defensa de sus derechos y contra la política económica al servicio de las mafias y los intereses del imperialismo del eje asiático – ruso.

Esta escalada represiva de la dictadura se ejecuta para intentar detener la protesta y la movilización popular que marca el inexorable final de un régimen que no puede ocultar ya con fábulas de guerra y slogans de heroísmo de utilería su estruendoso fracaso como gobierno ni su real catadura hambreadora, corrupta y criminal.

Convocamos a todas las organizaciones sindicales y gremiales de los trabajadores del país a emprender acciones para exigir la inmediata libertad del compañero Rubén González. Convocamos a intensificar los esfuerzos para lograr la más férrea unidad del movimiento obrero y su articulación con el resto del pueblo que en la calle sin miedo y sin tregua, conformará la fuerza que dará al traste a la ignominia dictatorial de Nicolás Maduro

¡CESE A LOS SECUESTROS Y TORTURA DE DIRIGENTES SINDICALES!

¡LIBERTAD YA PARA RUBÉN GONZÁLEZ!

¡LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡ABAJO LA DICTADURA!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here