Gabriel Puerta, Secretario General

A 50 años de la fundación de Bandera Roja, podemos afirmar con toda propiedad que hemos sido consecuentes con el compromiso asumido ese 20 de enero de 1970. Construimos un partido de vanguardia. Una organización de combate político que a todo riesgo lucha por la libertad, por la democracia popular y por la transformación de la sociedad. Hemos estado en primera línea, siempre al lado del pueblo, en todas las grandes luchas inmediatas e históricas, dando nuestro generoso aporte en teoría y práctica.

Nacemos como una organización marxista-leninista, combatiendo al imperialismo gringo y al revisionismo soviético, en medio de la “guerra fría”. Con esta guía, hemos podido adelantarnos a los acontecimientos, cuestión que confirma nuestra condición de vanguardia, y, a momentos, hemos podido nuclear las fuerzas suficientes como para acometer las tareas políticas del anunciado tiempo. La doctrina, el análisis concreto de la realidad concreta bajo esa guía y la acción política como destacamento de combate nos han permitido incidir en el curso de los acontecimientos.

Hoy somos vanguardia del pueblo, no solo en sus luchas sino en el planteamiento económico y político más avanzado, en la definición de la táctica más acertada y en la probidad, transparencia y entrega de sus dirigentes a la causa del pueblo.

Miembros de la Dirección Nacional

Celebramos este aniversario en medio de la terrible tragedia que vive nuestro país. La crisis general que hoy padecemos es responsabilidad de quienes nos han gobernado, que con sus políticas erróneas han conducido a esta catástrofe.

El régimen dictatorial, represivo y corrupto, ha profundizado la descomposición del Estado. Prácticamente Venezuela ha dejado de ser una República. Se ha instaurado el poder de las mafias. La política de la rapiña. De un lado, el enriquecimiento rápido de los usufructuarios del poder, sus socios y cómplices, y el hambre y empobrecimiento para la gran mayoría, de la otra parte.

La situación se torna cada vez más insoportable. Venezuela es una caldera a punto de estallar. Es el encuentro de varias contradicciones que ya no pueden ser canalizadas ni atemperadas por la camarilla usurpadora que rige en el país. La gravedad de la crisis ha llegado a un punto tal que obliga a actuar con prontitud, a superar las deficiencias y a construir la fuerza —social, política, institucional y multiforme— que nos conduzca a la victoria. Y esto debemos hacerlo con la premura que demanda la tragedia venezolana de este tiempo. No hay otra alternativa para resolver el problema actual que no sea el derrocamiento de la dictadura, como manda la propia Constitución en su articulado. Y así podrán abrirse los caminos a la reinstitucionalización de la República, al restablecimiento de la Constitución y el Estado de derecho, y a la apertura de amplios espacios para las libertades políticas y para el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales de todo el pueblo.

Carlos Hermoso, Subsecretario General del partido

En búsqueda de ese objetivo debemos ordenar nuestros esfuerzos principales. Hay que desechar la ilusión en elecciones parlamentarias como solución a la crisis actual. El participar o no en ellas dependerá del análisis concreto del momento en particular. Y oportunamente y en unidad debe decidirse. Preparados para cualquier forma de lucha debemos estar siempre, pero sin perder de vista nuestra tarea principal.

Nos corresponde avivar el espíritu de rebeldía, de insumisión, de no conformismo, de pelea y de combate por una vida mejor, por un trabajo enaltecedor, por una convivencia civilizada, por el respeto a nuestra dignidad como seres humanos y como ciudadanos. Tenemos que encender la fibra libertaria que pueda convertir la rebelión del pueblo en un dique contra el despotismo violento y la barbarie represiva, y que luego, inmediatamente luego, sea el soporte para abrir los caminos a la reconstrucción de una democracia de nuevo tipo, donde lo social no esté subordinado al juego político, y mucho menos a la politiquería. Los derechos de un pueblo no se mendigan, se conquistan de la misma manera como deben ser revalidadas la soberanía y la independencia nacional frente a las apetencias devoradoras de las potencias imperialistas.

Es hora de renovar el compromiso unitario. De ampliar la articulación de fuerzas, de fortalecer la organización de base, de elevar la disposición y la conciencia del movimiento, de templar el ánimo para estar en capacidad de librar las luchas en las difíciles condiciones que se nos presenten. Somos mayoría en todos los sectores de la sociedad, pero falta convertir esa mayoría en fuerza para el combate político. Ése es un trabajo obligatorio y urgente.

Urge también la conformación de una efectiva dirección política del movimiento democrático. Dotarnos de un plan político qué permita la mejor utilización de las voluntades, las fuerzas y los recursos. Identificados todos en una estrategia general que sepa conjugar la diversidad de las formas de lucha. Contar con una estructuración de los equipos para asumir las tareas principales. En definitivas cuentas, se trata de desechar las ilusiones y prepararnos para la lucha. Así se generará esperanza y confianza en la victoria. A eso convoca Bandera Roja en este su 50° aniversario. ¡A construir la victoria!

Vale este aniversario para recordar la memoria y el sacrificio de dirigentes fundadores del partido. Tito González Heredia, Jesús Márquez Finol, Américo Silva, Noel Rodríguez, para solo mencionar los más destacados, resumen la entrega, la conciencia política y la entereza de Bandera Roja ayer y hoy. Ellos están presentes entre nosotros y son ejemplo que se proyecta en los sueños por un mundo sin explotados ni explotadores.

Hemos marcando una ruta, una cultura política, una ética, una teoría científica y un programa que permite a Venezuela tener una alternativa al desastre que por décadas ha padecido.
Tras 50 años, Bandera Roja mantiene en alto la roja bandera de la revolución social, del progreso, el bienestar y del desarrollo para el bien de toda la humanidad…

¡Desechar las ilusiones y prepararse para la lucha!

¡Construyamos la victoria con el pueblo en rebelión!

¡Con Bandera Roja los trabajadores garantizan su futuro!

Caracas, 20 de enero de 2020
Dirección Nacional

https://youtu.be/_ixnvq4LYG0

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here