Hoy retumban las calles venezolanas con los pasos libertadores. Firmeza, temple y valentía se vislumbra entre la incertidumbre de muchos ciudadanos que nos ven con estupor pero con grandes deseos de acompañarnos.
Ahí están, miles de jóvenes al frente del movimiento por la transformación social del país. Allí están, sin miedo. Con el heroísmo característico de aquellos que hacen historia. Ayer fueron los jóvenes de 1814 con fusiles en mano, los del 28 y 58 derrotando tiranías. Hoy es la generación 2014 que conmemora el Febrero Heroico que inició la rebelión ciudadana, la gesta que desgarró la mascara a la farsa y estafa más grande de la política contemporánea venezolana, ahora devenida en gobierno mafioso. Con liderazgos que comprendemos el reto de la circunstancia actual, con determinación, conciencia y disciplina, hacemos un llamado al pueblo venezolano.
Los caídos en las protestas hacen eco a nuestras voces. Es necesaria y obligatoria la lucha por la dignidad, la justicia y la libertad. Ante la posibilidad de estallidos sociales espontáneos propios de la catástrofe que se vive, levantamos nuestra voz de alerta pero también de combate.
El país nos exige organizarnos en una nueva plataforma de lucha y construir una verdadera, amplia y consistente unidad. La del pueblo venezolano todo, sin distingos de ideología, de clase o de bandería política, desde las bases de nuestra sociedad, entre la gente honesta, luchadora y trabajadora. Con la convicción de que no podemos dejar que nuestro país se deshaga y se pierda en dictadura o anarquía.
Unámonos en una Junta de Reconstrucción Nacional que garantice la mayor participación y que pueda estimular a miles de nuevos liderazgos con el protagonismo de la gente como respaldo. Nosotros, los jóvenes de Bandera Roja creemos firmemente en la juventud venezolana y su gente. Ser joven no es garantía de FUTURO si no luchamos por el presente. Te invitamos a unirte a la Unión de Jóvenes Revolucionarios para enfrentar a este paquete hambreador y neoliberal. Para detener las razzias represivas y las restricciones a las libertades públicas. Para frenar la desmoralización social e iniciar una profunda reconstrucción nacional, que apuntale nuestra independencia y soberanía, que rescate nuestras posibilidades de desarrollo con justicia social, y que abra las puertas a una nueva democracia, con una juventud modelo que con ética, valentía y profesionalismo sea baluarte de esa nueva sociedad.
¡Libertad plena para estudiantes y luchadores sociales!
 
¡Hacia la Reconstrucción Nacional!
 
Unión de Jóvenes Revolucionarios
@UJR_BanderaRoja
@Bandera_Roja

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here