La universidad venezolana se encuentra en medio de una crisis, al borde del colapso y del cierre técnico. Crisis producto de la arremetida de forma sistemática por parte del régimen para acabar con una de las pocas instituciones que, a pesar de todos los desmanes que día a día cometen contra ella, se presenta como una posibilidad de luz a los problemas nacionales. Además de ser una institución que puede jugar un papel fundamental en la reconstrucción de Venezuela ante la grave crisis económica, política y ética que vive nuestro país.

Una vez más, las condiciones de cada uno de los gremios que hacen vida en el sector universitario están pisoteadas y con remuneraciones y reivindicaciones por debajo de las condiciones necesarias de un venezolano para reproducirse. Por lo tanto, el actual conflicto universitario no puede resumirse a un problema salarial de los profesores y si este gremio se va o no a paro. Al contrario, creemos que este conflicto debe ser asumido de manera global. Se debe formular un pliego conflictivo amplio que abarque, junto al presupuesto justo, el aumento de sueldos y salarios de los profesores, empleados y obreros, así como las reivindicaciones estudiantiles.

En este sentido, planteamos, desde el movimiento estudiantil, los siguientes puntos que deben ser incluidos a un pliego conflictivo general, donde estén las reivindicaciones del resto de los gremios:

1. Presupuesto justo que esté a la altura de los requerimientos de la UCV. Suficiente para sustentar el desarrollo de nuevas y avanzadas tecnologías educativas, el crecimiento de la investigación, el deporte y la cultura. Un presupuesto que permita la docencia y extensión universitarias.

2. Una beca igual a un salario, que permita garantizar condiciones de estudio dignas para el estudiante universitario.

3. Providencias estudiantiles de calidad. Residencias estudiantiles, mejoras sustanciales en el comedor, transporte y salud en general. Aumento del número de becas, pasantías y preparadurias.

4. Defensa de la Autonomía Universitaria, en cuanto a sus políticas de admisión e ingreso y elección de autoridades.

Además, creemos necesario motivar el movimiento asambleario como instrumento para el debate, la unidad de acción y la movilización. No perder la vista en la necesidad de constituir comandos de conflicto en aquellas universidades en las que haya debilidad, parcialidad patronal o carencia de la representación gremial, para así garantizar el apoyo y desarrollo de la lucha. Es necesario establecer vinculación con otros gremios y trabajadores que también luchan por sus reivindicaciones y derechos, como el magisterio y el sector salud.

En este conflicto es fundamental buscar la articulación de liderazgos, factores y gremios universitarios con amplio sentido unitario, de modo de gestar una dirección política que accione con base en una estrategia y un plan nacional. Siempre privilegiando la movilización y la denuncia política.

Exijamos al gobierno nacional que cumpla cada una de las reivindicaciones de los universitarios. En ningún momento debemos rebajar las demandas de toda la comunidad universitaria por el burdo chantaje de la crisis que atraviesa el país actualmente. La crisis que la paguen quienes la crearon, no los universitarios.

¡Unidad Intergremial para enfrentar la crisis universitaria!

¡Por una universidad libre, democrática, plural y autónoma!

Sairam Rivas

Secretaria de Asuntos Internacionales

Federación de Centros Universitarios – UCV

@SairamRivas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here