Me he tomado el tiempo de escribir estas líneas ante la campaña de desprestigio que se viene afianzando en la Escuela de Trabajo Social hacia al grupo al cual pertenezco localmente: MAP. Campaña realizada en los salones de clases principalmente por el Profesor José Ibarra, además de otros profesores, aprovechando la coyuntura electoral. Quienes se aprovechan de su posición de docentes para desprestigiar a un grupo estudiantil, mintiendo y escondiendo, detrás de su desprestigio, que apoyan a otro grupo de estudiantes.

En este caso la acusación y principal mentira que ha realizado este profesor es que MAP pertenece a Bandera Roja. Sumándole que BR representa tiempos tenebrosos de la Escuela de Trabajo Social que él no quiere revivir; y que, según él, nosotros reviviríamos.

Me veo en la obligación de responder a esta campaña de mentiras, que rompe con cualquier espíritu universitario. Si bien es cierto, yo tengo una militancia conocida por todos, milito en BR desde que fui presidente del centro de estudiantes de la ETS, que mantuve estando detenida injustamente durante las protestas estudiantiles y que aún mantengo. Sin embargo, eso no quiere decir que el Movimiento Autónomo Progresista MAP, al cual pertenezco actualmente, le pertenezca a BR y menos aún que todos sus miembros sean de BR. Mucho menos, es requisito ser de BR para ser del movimiento. MAP es un movimiento autónomo, sin ataduras a autoridad universitaria o gubernamental alguna. Está conformado por estudiantes de diferentes años de la escuela con diferentes posturas ideológicas. Nos une el trabajo por la escuela, enaltecer la profesión y la posibilidad de elevar un pensamiento crítico y transformador en el estudiantado, además de identificarnos en la lucha por una universidad científica, autónoma, democrática y popular.

Decir que nosotros representamos la vuelta de los tiempos tenebrosos a la ETS me resulta una inconsecuencia. Cuando el profesor José Ibarra fue testigo de que yo, en conjunto con un grupo de valiosos estudiantes, enfrentamos los verdaderos tiempos tenebrosos de la escuela de Trabajo Social. Tiempos que estaban signados por grupos fascistas violentos identificados abiertamente con el Gobierno. Tiempos en que los estudiantes tenían miedo de formar algún grupo político diferente a ellos dentro de la escuela. Tiempos en los que estudiantes de otras escuelas no podían estar en la Escuela de Trabajo Social. Fuimos precisamente nosotros quienes quisimos que el Centro de Estudiantes funcionara para todos los estudiantes. Que funcionara sin los cuadros de Chávez, para que no continuara fungiendo como la casa del partido de Gobierno. Fuimos precisamente nosotros quienes fuimos víctimas de la violencia, a quienes en muchas oportunidades golpearon y amedrentaron. Para Ibarra, lo tenebroso es haber enfrentado a los violentos, mismos que entre otras tropelías, quemaron la ETS, y carros de profesores de varias escuelas de la UCV.

Afortunadamente, unos años después la ETS ha logrado superar esta época que en nada representó los valores universitarios. Y desde ese momento para acá nos hemos esforzado por realizar diversas actividades en beneficio de la escuela y de los estudiantes. Actividades que absolutamente nadie puede decir que fueron realizadas con la simbología de un partido, o dirigidas desde un partido.

Me parece que la campaña de desmérito y mentiras que realiza este profesor en conjunto con otro grupo de profesores raya en el fascismo. Sobre todo cuando se realiza abiertamente para sumar voluntades a su grupo, Grupo Etesista, sobre la base de la mentira y la segregación. Realmente es una lástima que se usen las aulas de clase para mentir, sobre todo cuando al lado de muchos de ellos, batallamos con firmeza y sin miedo para vencer los verdaderos tiempos de terror de la escuela.

Lo que más repudio, y aprovecho para denunciar, es que se haya amenazado, luego del reclamo que respetuosamente intentamos realizar al profesor, con cambiarles las formas de evaluación a los estudiantes, en este caso los de 1er año, si éstos repiten fuera del aula lo que el profesor dice en clases. Cuestión que está fuera de toda ética profesoral.

Hago un llamado al estudiantado a que participe masivamente en las elecciones estudiantiles de la escuela este viernes 17 de febrero. Que lo hagan por conciencia, por sus propias convicciones y por el trabajo que han podido observar que han realizado los grupos durante este tiempo. Sobre todo que voten por las propuestas y los proyectos que cada uno de ellos tengan para la escuela, por la calidad de estudiantes que ven en cada una de las planchas. Que no se dejen llevar por el amiguismo en las elecciones y menos por las campañas de desprestigio que pretenden realizar algunos profesores.

Sobre todo, quienes resulten electos, rescaten el funcionamiento del centro de estudiantes, tanto físico como institucional de cada una de sus secretarias. Cosa que no fue posible realizar tiempos atrás por las situaciones de violencia. Funcionamiento que no sucede en casi ningunas de las escuelas de la UCV. Sobre todo no se dediquen a ser simplemente los conserjes de la escuela, no se queden simplemente en hacer la cartelera, pintar la escuela, limpiar los pisos, competir para ver quien hace la mejor fiesta o hacerse amigos de los de nuevo ingreso hasta lograr ponerles una camisa con algún color o logo que represente a uno de los grupos. Rescaten el verdadero sentimiento del movimiento estudiantil que fueron las luchas reivindicativas por condiciones dignas para estudiar, la conquista del cambio político y de las libertades fundamentales en el país.

Sairam Rivas
Estudiante de 5to año de la Escuela de Trabajo Social
13/02/17

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here