Entrevista publicada el Viernes 4 de febrero de 2011

Hoy se cumplen 19 años de la rebelión cívico militar del 4 de Febrero de 1992. El secretario general nacional de Bander Roj (BR), Gabriel Puerta Aponte, partid que fungió como uno de los brazos de la resistencia civil del movimiento que impulsó la insurrección en contra del presidente Carlos Andrés Pérez; relató para Notizulia la historiografía, según su óptica, de aquel evento que transformaría radicalmente la vida política venezolana.

“Bueno eso fue un movimiento traicionado. La idea era establecer una democracia de verdad, de amplitud, acabar con las cúpulas y los cogollos, bueno ahora tenemos una dedocracia que se quiere eternizar en el poder (…), entonces yo diría que un balance del 4F lo que arroja, de parte del heredero, usufructuario y el que se aprovecha de ese movimiento como persona y líder que es Hugo Chávez Frías, es una gran traición porque en definitiva es un movimiento que no le cumplió al país”, dijo.

Aquí enfatiza que muchas de las figuras que participaron en la maniobra política civil y militar hoy se encuentran alejados de la actual revolución que surge a raíz de la intentona.

Ante la pregunta ¿usted cree que el 4F reivindica el nacimiento de la nueva democracia en Venezuel?, el líder de BR responde con otra interrogante: ”¿De verdad aquí tenemos una democracia de participación?, ¿es cierto eso?”.

Explica que el poder popular nace bajo la concepción de autonomía similar a cualquier otro poder, en tanto, si está subordinado no puede considerarse como tal. “Puede ser una parte del poder o una instancia, pero no es poder”.

Ahora bien, ejemplificó lo anterior con los Consejos Comunales que son dependientes del Estado, traduciendo que la organización social en su conjunto, dentro del proyecto chavista, ha sido diseñada para estar sujeta al poder central.

“Ese no es poder popular, es una forma de manipular y de eliminar las intermediaciones que existen en la sociedad, llámese partidos políticos, gremios, sindicatos, juntas parroquiales, concejos municipales, alcaldías y gobernaciones. Él (Chávez) establece una relación directa, pero la relación directa no la hace más libre y más democrática, lo que la hace es más correspondiente al caudillo, al dominio del jefe, al dominio del Presidente de la República y al control a través de los recursos”, señaló.

Gabriel Puerta Aponte considera que, fundamentalmente, la administración del mandatario venezolano se contrapone con la búsqueda de una mayor y mejor democracia tal cual fue el ánimo de ese movimiento del 4F.

A su juicio lo anterior no se logró, teniendo en la actualidad un régimen despótico, autocrático y que edifica el sistema jurídico restrictivo necesario para acentuar el presidencialismo.

 

Redactora: Carolina Valbuena
Notizulia
Viernes 4 de febrero de 2011

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here